BMV Peñoles

1 de agosto 2020 | 5:00 am

La elevada incertidumbre y bajas tasas de interés dejan a un ganador: el oro. En México, las acciones de Industrias Peñoles, minera con alta exposición a metales preciosos, que se vio beneficiada del momento que atraviesa el metal dorado.

Al cierre de julio, el precio del oro es de 1,975.86 dólares por onza. Lo anterior no solo significa un rendimiento de 10.94% en el último mes, también son niveles máximos históricos. Previo a este rally, el récord del metal era de 1,931 dólares, marcados en 2011.

Los movimientos del oro catalizan a las acciones de Peñoles. En julio, los títulos de la minera mexicana avanzaron 41.53% a un precio de 332.09 pesos cada uno. Como referencia, el S&P/BMV IPC, de la Bolsa Mexicana de Valores, retrocedió 1.85% en el mismo periodo.

Por cierto, Peñoles acaba de vender una mina por 23.2 millones de dólares

De una muestra de 49 acciones mexicanas -las más operadas por el mercado- solo Peñoles y Telesites avanzaron a doble dígito el mes pasado. Los papeles de Telesites, del sector de telecomunicaciones, subieron 14.21%.

Los riesgos

El oro es uno de los activos de refugios por excelencia. Un activo de refugio sirve para hacer frente a la incertidumbre que pesan en el mercado. Una de sus características es su estabilidad a lo largo del tiempo.

La preocupación de los inversionistas se centra en los rebrotes de COVID-19 que se presentan a nivel mundial.

“(Lo que) eleva la probabilidad que los gobiernos implementen nuevas medidas de confinamiento, frenando el proceso de recuperación económica. Por esta percepción de riesgo, en el mercado de commodities el oro y la plata volvieron a retomar su tendencia al alza”, dijo en un análisis Gabriela Siller, directora de Análisis de Banco Base.

¿Cómo pinta la economía después del COVID-19?

La elevada incertidumbre viene acompañada con bajas tasas de interés por parte de los bancos centrales, lo que resta atractivo para invertir en productos como los bonos.

El impacto económico completo del COVID-19 es incierto, aunque las perspectivas son pesimistas. 

Considerando el 2020 en su totalidad, ahora pronosticamos una caída en el PIB global anual de aproximadamente 3%, la más alta jamás registrada fuera de tiempos de guerra; esto es casi 5% más bajo que nuestro pronóstico para el 2020 al cierre del 2019

comentó Vanguard, administradora de activos, en un análisis sobre el panorama económico y de mercado.