OPEP+ producción

5 de enero 2021 | 1:00 pm

Nota del editor: Este texto se publicó originalmente a las 11:42 a.m. (horario de Ciudad de México) y se actualiza con la postura oficial de Arabia Saudita

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados acordaron este martes mantener los niveles de producción actuales entre febrero y marzo, con el fin de dar una mayor estabilidad al mercado.

Sin embargo, el grupo conocido como OPEP+ permitirá que Rusia y Kazajistán eleven su bombeo en un nivel combinado de 75,000 barriles por día en febrero y otros 75,000 el mes siguiente.

Arabia Saudita se comprometió a compensar la sobreproducción de Rusia y Kazajistán mediante recortes voluntarios a partir de febrero.

Los representantes de Arabia Saudita indicaron en una videoconferencia que el mayor productor de crudo del mundo realizará un recorte extra de un millón de barriles diarios. La última vez que el reino hizo un recorte unilateral, en junio del año pasado, también extrajo un millón de barriles adicionales por día de suministro del mercado.

Hacemos eso con el propósito de apoyar nuestra economía, las economías de nuestros colegas en los países de la OPEP + y para apoyar a la industria

dijo el príncipe Abdulaziz bin Salman

La noticia impulsó a los precios del petróleo llevando al WTI a superar la barrera de 50 dólares por barril por primera vez desde febrero del año pasado, mientras que el Brent cotiza en su precio más alto desde marzo.

El resto de los miembros de la OPEP+ llegaron a un consenso para mantener su producción en los niveles de enero, en medio de un alza de contagios de COVID-19. El grupo se reunirá en la primera semana de marzo para decidir la producción de abril.

El comité ministerial conjunto OPEP+ destacó los riesgos bajistas y enfatizó que la reimplementación de las medidas de contención en todos los continentes, incluidas cuarentenas totales, están frenando el repunte de la demanda de petróleo en 2021.

El lunes, bin Salman declaró que la OPEP+ debe ser cautelosa, a pesar de un entorno de mercado en general optimista, ya que la demanda de combustibles seguía siendo frágil y las variantes del coronavirus eran impredecibles.

Nuevas variantes del virus, reportadas inicialmente en Reino Unido y Sudáfrica, han sido halladas en diferentes países en el mundo.

Los exportadores de OPEP+ han estado reduciendo su producción para respaldar los precios y reducir el exceso de oferta desde enero de 2017. Recortaron un récord de 9.7 millones de barriles por día a mediados de 2020, cuando el COVID-19 golpeó la demanda de gasolina y combustible del sector de la aviación.

En julio acordaron reducir los recortes a 7.2 millones de barriles diarios y desde este mes aumentaron la producción en 500,000 barriles por día.

Con información de Reuters