Centenarios y onzas plata

14 de octubre 2020 | 5:00 am

Nota del editor: Este artículo es meramente informativo y no representa ninguna recomendación de inversión.

La plata y el oro son dos materias primas que acumulan rendimientos de doble dígito en lo que va del año y sus perspectivas son positivas para los siguientes meses, principalmente, por un esperado incremento de la inflación.

Al menos existen dos alternativas para acceder a inversiones de plata y oro, a través de metales físicos, como son las monedas, o desde instrumentos financieros, como Fondos Cotizados en Bolsa (ETFs).

Acciones o ETFs, ¿qué conviene más para un portafolio de inversión?

Los metales

La onza libertad, de plata, y el centenario, de oro, son las monedas más populares en su tipo en México, lo que permite que comprarlas y venderlas sea relativamente sencillo.

La onza libertad y el centenario son fáciles de liquidar, están en tu poder, no son pasivo de nadie e invertir en ellos te protegen de la depreciación cambiaria e inflación

dijo Guillermo Barba, editor de Top Money Report, boletín financiero

Factores que impulsarán a la plata y a la onza, próximamente

En lo que va del año, la onza libertad acumula un rendimiento de 48% y el centenario de 43%, a la venta. Como referencia, el S&P/BMV IPC, principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores, retrocede 12.42% en el mismo periodo.

Diferenciales

Una limitante de las monedas, en especial para el centenario, es el diferencial que existe entre si uno quiere comprar o vender estos instrumentos.

En el caso de Citibanamex, existen un diferencial de 20,000 pesos por centenario; quien quiera comprar dicha moneda deberá pagar 50,000 pesos y quien quiera venderla, el precio será de 30,000 pesos.

En la plata, el diferencial no es tan amplio, aunque depende de cada institución financiera. En Banco Azteca, si uno quiere comprar una onza libertad de plata deberá pagar 624 pesos y si uno quiere vender, el precio será de 574 pesos; 50 pesos de diferencia.

El diferencial, entre compra y venta, en los metales físicos es un tema que considerar, aunque si uno lo hace por motivos de ahorro e inversión, no afecta tanto

comentó Ezequiel Quiroz, analista de La Venta Advisors.

Las monedas como la onza libertad y el centenario son consideradas como inversiones patrimoniales, de mediano y largo plazo.

Cada institución financiera tiene sus propios precios y diferenciales sobre las materias primas, como sucede con el tipo de cambio de dólares o euros, con el objetivo de generar sus utilidades.

¿Dólares físicos o instrumentos bursátiles? Pros y contras

Comprar metales físicos exige ahorrar de manera forzosa y es más difícil de romper ese hábito, porque implica la venta física de las onzas. En la parte negativa, para poder acceder a mejores precios, las monedas deben estar en perfecto estado y el resguardo implica un costo extra, de acuerdo con Quiroz.

Si la moneda está abollada, con rayones o en mal estado presionará a la baja su precio.

Cajas de seguridad

El resguardo de objetos de valor, sentimental o comercial, puede implicar una inversión extra, aunque dependerá de las necesidades de las personas, que va desde comprar una caja de seguridad hasta contratar servicios de resguardo.

El precio de una caja fuerte varía de acuerdo al tamaño y medidas de seguridad, aunque suele ir acompañada de algún servicio de alarma o seguridad privada para el hogar o negocio.

Otra opción es contratar servicios de cajas de seguridad.

Buscamos que las personas o empresas guarden aquellas cosas que valoran sin la necesidad que hagan de su hogar o trabajo toda una fortaleza

dijo Max Cukiert, director de StrongMax, empresa especializada en renta de cajas de seguridad

El servicio base de StrongMax inicia en los 5,200 pesos por un año de renta de una caja de seguridad (alrededor de 433 pesos por mes) y llega a tener un paquete de hasta 40,000 pesos por año.

“El servicio que ofrecemos es lo que típicamente ofreció la banca a ciertos clientes y que han estado quitando. Con el tiempo, las empresas tendemos a especializarnos más en los servicios en los que somos buenos o en los que nos dejan ganar dinero”, comentó Cukiert.

Digital, otra alternativa

Los ETFs son otra opción para acceder a plata y oro, gracias a que replican el precio del activo y son tan líquidos como una acción, porque son instrumentos listados en las bolsas de valores.

Con una inversión digital tienes un abanico de opciones como: ETFs, contratos de futuros del activo, acciones de mineras o ETFs de compañías mineras. Los últimos dos son mis favoritos porque se pueden obtener dividendos de dichas empresas y sus movimientos pueden ser incluso más pronunciados que los del activo

dijo Eugenio Gallegos, analista financiero y bursátil independiente.

Al optar por activos digitales se deja a un lado temas como el riesgo por daño o robo, pagar extra por almacenaje y protección y el riesgo que implicaría desplazarse con las monedas físicas, de acuerdo con Gallegos.

iShares Gold Trust (IAU) y iShares Silver Trust (SLV) son los de los ETFs de oro y plata, respectivamente, más operados por el mercado. Del lado de mineras, destacan el VanEck Vectors Gold Miners (GDX) y Global X Silver Miners (SIL).

La plata y el oro son activos indispensables y columna vertebral de cualquier cartera sólida de inversión. En estos momentos de incertidumbre sirven como un seguro financiero contra inflación y depreciación del peso

comentó Barba.