20 de enero 2021 | 5:00 am

La presidencia de Donald Trump llegó a su fin este 20 de enero del 2021. Si bien algunas decisiones y dichos fueron controvertidos, en los últimos cuatro años hubo un ganador absoluto de las políticas emanadas de la Casa Blanca: los mercados accionarios.

Del 19 de enero del 2017 a este martes, los principales índices de Wall Street -S&P 500, Promedio Industrial Dow Jones y Nasdaq Composite- promediaron un alza de 84%. Incluso, el Nasdaq, donde las tecnológicas tienen mayor peso, tuvo un rendimiento histórico de 138% en dicho periodo.

Los tres principales índices no tenían un avance promedio tan alto desde el primer mandato del demócrata Bill Clinton, de 1993 a 1997, con un incremento de 94%.

10 acciones ya rompieron máximos históricos en 2021

Uno de los de los principales factores, que estuvo en manos de Trump, fue la política fiscal que aplicó de menores impuestos y, en general, su política presidencial a favor del mercado. Fue una presidencia con el mercado bursátil muy presente

dijo Luis Alvarado, especialista del mercado de capitales en Grupo Financiero Base.

Valor o crecimiento, ¿qué estrategia conviene para 2021?

Los estímulos y la guerra comercial

Trump inició la presidencia con estímulos fiscales para las empresas, recortes de impuestos y programas ambiciosos en infraestructura. A lo anterior, se suman reformas que daban más libertad a sectores como el financiero, con la anulación de buena parte de la Ley Dodd-Frank, que vigilaba de cerca al sector bancario.

¿Promediar a la baja o aceptar pérdida?

Los índices eran uno de los indicadores que Trump podría haber considerado como señal de que sus iniciativas estaban teniendo un impacto positivo

comentó Fernando Bolaños, director de Valuación de Portafolios de Responsible Research.

Trump, suspendido de Twitter

La guerra comercial entre Estados Unidos con buena parte del mundo, en especial con China, fue un distintivo en la era Trump, y si bien provocó volatilidad, también hubo un impacto positivo en los mercados y economía estadounidense.

Esta guerra comercial estimuló el crecimiento de la economía de Estados Unidos, gracias a la repatriación de capitales y de inversiones que estaban en el extranjero y que terminaron por ayudar a los indicadores económicos

dijo Édgar Arenas, gerente de Estrategia e Inversión de CI Banco.

Expansiones y contracciones

Las políticas promercado de Trump se vieron respaldadas, y beneficiadas, por el histórico ciclo de expansión económica de Estados Unidos que duró 11 años, abarcó del 2009 al 2020.

Como buen político (Trump) se atribuyó el éxito. En realidad, él u otro presidente se hubiera visto beneficiado por la aceleración que tuvo el sector tecnológico

comentó Jonathan Zuloaga, asesor macroeconómico y de mercados de Columbus.

Trump, junto con la Reserva Federal, implementó una serie de estímulos económicos para enfrentar el impacto de la pandemia del COVID-19. De acuerdo con Bank of America, la economía estadounidense se contrajo 3.5% en 2020, pero tendrá un rebote de 4.6% para el 2021.

Este 20 de enero inicia la presidencia del demócrata Joe Biden y una de sus primeras pruebas será impulsar un plan de estímulos, que no acaba de convencer a Wall Street.