fbpx

6 de mayo 2019 | 5:00 am

Los primeros días de mayo han arrojado bastante información a los mercados, y aunque la historia dice que el quinto mes del año suele ser positivo, hay dudas en el horizonte.

Desde 1945, 44 meses de mayo han dado rendimientos en el S&P 500, y 30 veces se han registrado minusvalías. Para el Dow Jones la historia es similar, 40 meses de mayo han sido positivos, contra 34 negativos.

En índices “más jóvenes”, el NASDAQ Composite –desde 1980– ha reportado 25 meses de mayo en verde y 13 en rojo, y el IPC de la Bolsa Mexicana de Valores ha tenido 19 mayos positivos y 13 negativos desde 1987.

Pese a que mayo suele arrojar ganancias, siempre hay excepciones a la regla.

Para este año podría ser válido vender en mayo. Los índices estadounidenses están en máximos, nuevamente, y muchos participantes no quieren incrementar el riesgo en estos niveles; pueden preferir tomar ganancias antes de aumentar su exposición

dijo Eugenio Gallegos, analista financiero y bursátil independiente.

Una toma de utilidades es factible. En los primeros cuatro meses del año, el S&P 500 marcó un rendimiento de 17.51%, su mejor arranque desde 1987, el Promedio Industrial Dow Jones avanzó 14% y el NASDAQ Composite, 22.01%.

Lo que puede ser una toma de utilidades sana puede transformarse en una venta masiva.

Si a la baja de los mercados accionarios se agrega la debilidad del dólar y una baja del petróleo podría ser de profundidad la corrección

dijo Pattie Jabbaz, fundadora de pattiejabbazconsulting.com.

Un nivel que el S&P 500 debe respetar para no caer con fuerza serán los 2,700 puntos, desde el punto de vista técnico, de acuerdo con Jabbaz. El índice estadounidense cerró en 2,945.64 unidades.

En el mercado de petróleo ya hay algunas señales de alerta. Del 23 de abril al 3 de mayo, el precio del crudo referencial estadounidense, el WTI, ha cedido 6.58% a 61.94 dólares por barril.

No todo está definido y hay señales son encontradas. Los presidentes regionales de la Fed de Chicago y St. Louis mostraron preocupación por los bajos niveles de inflación, y comentaron que el banco central podría recortar las tasas de interés, para revertir esa tendencia, de acuerdo con un análisis de Ve por Más (Bx+).

Un recorte de tasas de la Fed disminuye el interés en bonos del Tesoro y lo aumenta en activos de riesgo, como las acciones. El mercado espera en ajuste a la baja de la tasa de interés de la Fed a finales de 2019, de acuerdo con analistas consultados por la herramienta CME FedWatch.

Mientras los inversionistas se plantean sus estrategias, los primeros días de mayo estuvieron cargados de mucha información. La Reserva Federal decidió mantener sin cambios su tasa de interés, hubo un reporte sólido de creación de empleo en Estados Unidos, índices accionarios estadounidenses en máximos históricos y Warren Buffett compró acciones de Amazon.