17 de diciembre 2018 | 2:17 pm

El grupo de tenedores de bonos Ad Hoc emitidos por el Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México (MexCAT, por sus siglas en inglés) considera alentadoras las declaraciones que la Secretaría de Hacienda realizó este domingo por la noche.

Lo anterior, por que indica que si no se acepta la oferta de recompra y solicitud de consentimiento modificada y expresada del 11 de diciembre de 2018, el gobierno mexicano y MexCAT están dispuestos a considerar otras alternativas.

El subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo este lunes en su comparecencia en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados que, la retroalimentación que han recibido hasta ahora es que la mayor parte de los inversionistas de largo plazo ven como optimismo la operación que van a hacer, “quedan dos días complicados, pero estamos optimistas”.

Respecto a la aparición de fondos buitres que pudieran haber aprovechado la caída en los precios de los bonos dijo que creen que es solo un pequeño grupo de inversionistas, pero este se conocerá el miércoles, cuando se sepa si los bonistas aceptan la oferta del gobierno mexicano.

La semana pasada, el MexCAT mejoró la oferta de recompra de 1,800 millones de dólares en bonos emitidos para financiar la construcción de la nueva terminal aeroportuaria.

La oferta revisada incluye la recompra a un precio fijo de 1,000 dólares por cada 1,000 dólares de principal, más los intereses acumulados y no pagados, eliminando así la propuesta original de una subasta holandesa inversa como mecanismo para determinar el precio, con un rango que estaba limitado a entre 900 y 1,000 dólares por cada 1,000 dólares de principal.

El domingo por la noche, la Secretaría de Hacienda dijo en un comunicado que el Fideicomiso no prevé realizar modificaciones adicionales a los términos y condiciones de la oferta más allá de las anunciadas el martes pasado.

En el documento, Hacienda considera que los retrasos que puedan ocurrir por no alcanzar una oferta exitosa va en contra de los intereses de ninguna de las partes y que de ser así MexCAT y el Gobierno mexicano reconsiderarán qué alternativas existen que permitan lograr los objetivos del Gobierno.­­

Pese a no lograr un acuerdo, al menos de momento, los precios de los bonos del NAIM se mantienen por encima de los 90 dólares por papel, luego de que en semanas pasadas cayeron hasta los 77 dólares.

Mejora en la propuesta

La calificadora crediticia Moody’s reconoció las mejoras en la propuesta modificada con respecto a la propuesta original, por parte del MexCAT.

“Desde la perspectiva del crédito, consideramos que el fondo de acumulación de capital que acumularía hasta 200 millones de dólares en efectivo restante después del servicio de la deuda por año, que puede usarse para reembolsar, recomprar o cancelar las notas, reduce el riesgo de refinanciamiento”, dijo la calificadora.

Además, la propuesta enmendada limita el endeudamiento adicional con respecto a las disposiciones originales y también contiene una cláusula de Evento de Incumplimiento destinada a proteger a los inversionistas de tasas reducidas de tráfico y servicio de deuda.