9 de agosto 2019 | 9:00 am

La guerra comercial entre Estados Unidos y China -desatada por Donald Trump- ha subido de tono en los últimos días.

Lo último fue el anuncio de Trump, presidente de Estados Unidos, de un arancel de 10% a bienes chinos, por valor de 300,000 millones de dólares.

 

Entre presiones de Estados Unidos y respuestas de China, como devaluar el renminbi, el mercado accionario sufre estragos y, en particular hay ciertas empresas estadounidenses que se pueden ver muy afectadas si la guerra comercial no cesa.

Apple, Google, empresas del sector automotriz (como General Motors) y minoristas (como Walmart) estarán entre las grandes perdedoras por esta guerra comercial, dijo Ralph Cope, especialista en derivados de Bloomberg, en conferencia este jueves.

Todas las empresas y sectores anteriores tienen un factor en común: su alta dependencia la mercado chino y/o a productos chinos.

“Es sorprendente cómo el 10% de las cosas que salen de China llegan a un Walmart”, comentó Cope, en una conferencia organizada por CM Derivados.

Uno de los casos más álgidos los últimos meses fue cuando Trump incluyó a Huawei a una lista negra y prohibía que cualquier empresa de Estados Unidos hiciera negocios con la empresa china.

Huawei es la segunda empresa de telefonía más grande del mundo, solo detrás de Samsung, y el sistema operativo que utilizan, Android, es de una empresa estadounidense, Google.

“Esta guerra que tenemos es por la tecnología, no por lavadoras o páneles solares”, dijo Cope. Trump inició las tensiones comerciales en marzo del 2018, poniendo aranceles a páneles solares y lavadoras.

Huawei también es la empresa que tiene más desarrollada la tecnología del 5G, lo que algunos consideran traerá consigo una revolución tecnológica y un impulso económico a largo plazo, como la creación de 1 millón de empleos.

En una guerra también hay ganadores y sobresalen dos empresas en particular: Alibaba y Softbank.

“Alibaba es como un Amazon, pero más barato y está casi 100% enfocado al mercado chino. De las 55 de analistas que cubren a Alibaba -consultados por Bloomberg- 54 recomienda comprar sus acciones”, comentó Cope.

Softbank, aunque no es chino sino japonés, está adquiriendo y elevando su interés por empresas del gigante asiático. “Se puede aprovechar Softbank para adentrarse en China”, dijo Cope.

“Mucha gente sigue pensando que China es un país de mano de obra barata, hace 15 años fue así, ahora es un país innovador y muy distinto a lo que conocemos hoy en día”, comentó Cope.