fbpx

Pool CEO

13 de marzo 2019 | 3:10 pm

La libra se fortalece 2.04% frente al dólar, después de que los legisladores británicos votaron para eliminar la opción de un Brexit sin acuerdo en cualquier escenario, pues esta posibilidad representaría un fuerte golpe para la economía.

A las 3:00 pm (hora de la Ciudad de México), la libra se vende a 1.3342 dólares, según cifras de Bloomberg.

La moneda británica se había movido en terreno positivo durante la jornada, pero aceleró sus ganancias tras la votación, que triunfó con 312 votos a favor y 308 en contra.

Aún así, el futuro del Brexit sigue siendo poco claro, pues la votación de este miércoles no es vinculante y aún no hay un acuerdo sobre la mesa, luego de la derrota del plan de la primera ministra británica, Theresa May.

Además, funcionarios de la Unión Europea aseguraron a Bloomberg que todavía puede ocurrir un Brexit sin acuerdo, pese a los resultados obtenidos en el parlamento británico.

Por lo pronto, los legisladores votarán mañana una propuesta para aplazar el divorcio de la Unión Europea, actualmente agendado para el 29 de marzo.

Si Reino Unido busca una prórroga, necesitará un acuerdo con los otros 27 miembros del bloque y tendrá dos semanas para lograr la hazaña.

Especialistas de Goldman Sachs y UBS Wealth Management citados por el Financial Times pronostican que el Brexit será aplazado.

Recortan pronóstico de crecimiento

En medio de la incertidumbre, Reino Unido bajó su pronóstico oficial de crecimiento económico para 2019, anunció el ministro de Finanzas, Philip Hammond, al presentar una actualización semestral de los presupuestos.

Los economistas encargados de la elaboración del presupuesto oficial del país esperan ahora que el Producto Interior Bruto (PIB) aumente 1.2% en 2019, en lugar del pronóstico de 1.6% que proyectaban cuando Hammond presentó las cuentas presupuestarias completas en octubre.

Las cifras que fueron preparadas para Hammond por la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria asumen que Reino Unido logrará un acuerdo para el Brexit, evitando los problemas de dejar la Unión Europea sin un periodo de transición.