10 de enero 2019 | 7:42 pm

“Las máquinas tienen la culpa”. Esa fue la conclusión a la que llegaron traders y gerentes de fondos en conjunto luego de ser entrevistados por el diario estadounidense Financial Times.

Resulta que la vieja escuela de Wall Street atribuye la volatilidad de los mercados a los modelos computacionales de trading -a pesar de que esta existe sin importar el método de trade- y por ello dicen preferir los modelos de análisis tradicionales, pero la realidad es que muchos de ellos ni siquiera entienden cómo funcionan los algoritmos.

De acuerdo con el periodista de Bloomberg, Matt Levine, algunos de estos traders simplemente “encuentran confusos los algoritmos”.

Miedo a lo desconocido

Los traders que cuentan con una carrera larga aseguran que lo importante es entender a los mercados, hecho con el que la tecnología no está peleada.

Un diagnóstico de retornos en acciones, del investigador Rafael LaPorta, muestra que los traders no son precisamente buenos en predecir el comportamiento de las acciones.

De acuerdo con el análisis, en los últimos 35 años 10% de las acciones más recomendadas por analistas de mercados tuvieron menor crecimiento que  10% de las menos recomendadas.

Según Levine el movimiento de los mercados es una mezcla de las reacciones de los inversionistas combinado con estos algoritmos:

“Mi visión general es que los movimientos de los mercados son propiedades emergentes de varios seres humanos que actúan de manera individual de acuerdo con sus deseos y creencias y las computadoras son herramientas que permiten a los mercados hacer lo que las personas terminarán por hacer de todas maneras, pero más rápido”, dijo Levine.

Culpar a los robots es un escape sencillo para tratar de entender lo que al momento sucede, sin embargo, reflexionó Levine, “la volatilidad es un hecho que siempre ha existido en los mercados, e incluso los agitados movimientos del último año fueron normales”.