11 de febrero 2021 | 5:00 am

El arranque del 2021 tiene claroscuros para las acciones mexicanas. Por un lado, 10 emisoras establecieron máximos históricos en enero, gracias al rally del mercado, sin embargo, la incertidumbre merma el desempeño de índices y emisoras.

Del 29 de octubre del 2020 al 8 de enero del 2021, el S&P/BMV IPC, principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores, escaló 26.98%, equivalente a 9,928 unidades.

En el arranque del año, 10 emisoras mexicanas, de una muestra de 56 acciones más bursátiles del país, establecieron máximos históricos. Las últimas que impusieron precios récord fueron Grupo Cementos Chihuahua, el 28 de enero, y Walmart de México, el 18 de enero.

Acciones de emergentes superan a desarrollados en 2021

Después del avance, el IPC cayó 8% entre el 8 y 29 de enero. Este 10 de febrero cerró en 44,718 puntos, lejos de las 46,729 unidades alcanzadas hace un mes.

Mi percepción es que el inversionista mexicano busca opciones valuadas en dólares porque se sienten más cómodos con esa divisa y con acciones del mercado estadounidense. Además, se suma que los datos de crecimiento de la economía nacional han sido poco optimistas y solo algunas emisoras (mexicanas) parecen atractivas

dijo Édgar Arenas, gerente de Estrategia e Inversión de CI Banco.

El peso de la incertidumbre

Entre los datos desalentadores están la contracción de 8.5% del PIB de México en 2020, la caída de 56% de divisas turísticas el año pasado, una inflación más elevada a lo esperada en enero del 2021 y, de acuerdo con Banco Base, el PIB per cápita volverá a niveles prepandemia hasta 2036.

Las expectativas de crecimiento para este año y el próximo no llegan a compensar la contracción económica del año pasado. El Fondo Monetario Internacional estima una expansión del PIB mexicano de 4.3% este año y 2.5% en 2022.

Diría que es una recuperación bastante mediocre después de una caída del 8.5% (…) La mala noticia es que, para volver a alcanzar el pico de la actividad económica, que se registró en el primer trimestre del 2019, será hasta el segundo trimestre del 2024

dijo Jonathan Heath, subgobernador de Banco de México, en el podcast ‘Norte Económico’ de Grupo Financiero Banorte.

Los datos económicos poco optimistas y la recuperación del IPC, de octubre a enero, llevaron a inversionistas a tomar utilidades.

La toma de utilidades fue desencadenada por la incertidumbre y nerviosismo. En la primera semana de enero se dio un repunte en los contagios de COVID-19 y el mercado prefirió liquidar posiciones antes de arriesgarse a medidas para contener los contagios, como el confinamiento, impacta a la actividad económica, de acuerdo con Luis Alvarado, especialista del mercado de capitales en Grupo Financiero Base.

En lo que va del año, 10 emisoras mexicanas tocaron máximos históricos, número inferior al 2020, cuando 13 acciones establecieron precios récord.