Generación Afore

20 de noviembre 2019 | 5:00 am

Las proyecciones de las pensiones que recibirá la generación Afore acentúan la necesidad de modificar el sistema de pensiones de México.

Para 2050, se prevé que México tendrá 10 millones de adultos mayores en pobreza y 15.3 millones tendrán alguna enfermedad crónico-degenerativa, de acuerdo con un estudio de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) de 2018

A este panorama se le suman más números desalentadores, ya que se calcula que la pensión promedio de los pensionados de la generación Afore -que cumplan con los requisitos-, será de 3,843 pesos, según el ‘Diagnóstico de la generación Afore IMSS’, de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Los resultados Consar indican que los trabajadores de la generación Afore que cumplan con los requisitos para tener derecho a pensión habrían ahorrado en promedio al alcanzar la edad de retiro (65 años) un monto de 650,326 pesos. La pensión promedio obtenida sería de 3,843 pesos.

Es un panorama bastante trágico. ¿Quién podrá vivir con poco más de 3,800 pesos y más en la vejez si tienes alguna enfermedad crónico-degenerativa? Los datos siguen arrojando que el sistema de pensiones es un grave problema que no estamos atendiendo

Alejandra Macías Sánchez, directora de investigación del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

En este contexto ya se han puesto en marcha algunas medidas, como la pensión mínima garantizada, que equivale a 3,199 pesos mensuales.

La pensión mínima garantiza es un complemento de pensión que se otorga a las personas que cumplan con los requisitos de la edad (60 o 65 años) y 1,250 semanas cotizadas, pero que los recursos de la cuenta Afore no alcancen para contratar una renta vitalicia o un retiro programado; será equivalente a un salario mínimo, actualizado con la inflación cada año, de acuerdo con información de la Consar.

Una de las limitantes que tiene la pensión mínima garantizada es que solo se puede acceder a ella si se cumple con los requisitos, como haber cotizado 1,250 semanas. Si no es así, el monto de la pensión disminuiría a 2,844 pesos, de acuerdo con datos de la Consar.

Parte de los cambios sustanciales que debe afrontar el sistema de pensiones mexicano es aumentar la tasa de contribución de 6.5 al 15%. Actualmente, la contribución que se destina a la Afore de los trabajadores, el patrón aporta 5.15%, el empleado 1.125% y el gobierno 0.225%.

La baja cuota de aportación y los bajos salarios en México pueden condenar a la generación Afore a recibir bajas pensiones. Como medida, la única que veo viable para mejorar las pensiones es aumentar la cuota obligatoria que se hace a las Afores, pasar del 6.5% a 15%

Jorge Sánchez Tello, director del programa de investigación aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef).

Reformar el sistema de pensiones tiene sus complicaciones, ya que México tiene un espacio fiscal reducido -no hay muchos recursos para hacer nueva política pública- y tampoco se ve la política pública precisa para solventar estos asuntos, de acuerdo con Macías.

Adicionalmente, las finanzas públicas del país enfrentan otro problema: el alto gasto en pensiones y jubilaciones de los trabajadores del Estado que cotizaban en el régimen de Beneficio Definido. Para 2020, el gasto en pensiones y jubilaciones será de 965,200 millones de pesos, esto es, un alza de 6.2% real respecto a lo aprobado para 2019.

Lo anterior equivaldrá a 3.8% del PIB en 2020 y se elevará a 4.5% en 2025, según datos de la Secretaría de Hacienda.

Y si se agrega el presupuesto del programa ‘Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores’, de 126,650 millones de pesos, el gasto en pensiones suma 1.09 billones de pesos.

Del otro lado, “si no fortaleces el sistema de pensiones, si no incentivas el ahorro, si no aumentas la tasa de cotización, lo más probable es que seamos adultos mayores con muchas carencias y en pobreza”, dijo Macías.