mercados-financieros

28 de junio 2022 | 4:00 pm

Advertisement

Las decisiones de política monetaria tanto del Banco Central Europeo (BCE) como de la Reserva Federal de Estados Unidos serán los principales eventos que mantendrá a la expectativa a los mercados financieros durante julio.

De acuerdo con un análisis de CI Banco, estas decisiones se darán en medio de un panorama en que los inversionistas están preocupados por mayores probabilidades de una desaceleración económica global y de una inflación que no termina de ceder. 

El mercado entra a un modo de “data-dependent” (dependiente de los datos). El problema con ello es que se corre el riesgo de seguir observando altibajos en las principales cifras económicas, por lo que existe la posibilidad de una mala evaluación del correcto desempeño de las economías

indicó CI Banco en una nota informativa.

No dejes de leer: Temores por recesión en Estados Unidos amenazan la economía mundial

Riesgos de recesión impactarían al peso mexicano

Frente a este escenario, CI Banco plantea que los riesgos de recesión en Estados Unidos podrían afectar al peso mexicano, pero hasta el mediano plazo.

(El peso) se mantendrá volátil cerca del 20.0 pesos por dólar en promedio, situación que podría durar todo el verano e incluso el tercer trimestre

compartió el banco.

Mientras tanto, los temores sobre una posible recesión son los causantes de la mayoría de las caídas de los mercados financieros, sobre todo aquellos de mayor riesgo.

Inflación de EU podría seguir acelerándose 

El próximo 1 de julio se dará a conocer el reporte ISM manufacturero de Estados Unidos. 

Para el 8 de julio se publicará el informe oficial de empleo del mes de junio y en la que se espera una moderación en el ritmo de creación de trabajos.

A partir del 12 de julio inicia la temporada de reportes corporativos. Si bien actualmente las ganancias empresariales son sólidas, los analistas esperan que se vean presionadas en la segunda mitad del año. 

El 13 de julio se dará a conocer el dato de inflación, la cual podría continuar acelerándose ante el aumento de los precios del petróleo. 

En términos generales, el mercado laboral se mantiene fuerte, (sin embargo) no existe certeza si la inflación ya tocó techo o no en Estados Unidos, por lo que no se puede descartar un nuevo máximo de cuatro décadas

indicó CI Banco.

Para el 21 de julio, se llevará a cabo la reunión del Banco Central Europeo, donde se espera la primera subida de tasas de interés desde 2011, además deberá desvelar su estrategia para evitar la fragmentación financiera que tanto temen los países del sur de Europa.

Finalmente, la próxima reunión de la Fed tendrá lugar el 27 de julio, de la cual, el mercado anticipa que el banco anuncie su segundo incremento consecutivo de 75 puntos base en su tasa de fondeo. 

Te puede interesar: Inflación de Estados Unidos acelera en mayo; se ubica en 8.58%

Advertisement