Netflix apps

11 de enero 2021 | 3:41 pm

Por Haris Anwar

El grupo FAANG de acciones de megacapitalización reportó unos rendimientos considerables para los inversionistas durante 2020. El grupo, cuyos miembros incluyen Facebook (NASDAQ:FB), Amazon.com (NASDAQ:AMZN), Apple (NASDAQ:AAPL), Netflix (NASDAQ:NFLX) y Alphabet (NASDAQ:GOOGL) se beneficiaron inmensamente de la pandemia del COVID-19, ya que la población confinada ha recurrido a sus dispositivos para comprar, trabajar y entretenerse online.

Solo durante el año pasado, Facebook subió 35%, Amazon 78%, Apple 86%, Netflix 61% y la sociedad matriz de Google, Alphabet, 32%. Al entrar en 2021, los inversionistas se preguntan si estos titanes tecnológicos, optimizados para el comercio en confinamiento, ofrecerán la misma actuación o incluso mejor este año.

De este grupo de cinco acciones, Netflix, de gran rendimiento durante la pandemia, ahora se enfrenta a una amenaza competitiva única.

¿Reducción del atractivo del entretenimiento en casa?

Las de Netflix han sido unas de las acciones de mejor desempeño en 2020. La compañía y sus acciones se beneficiaron del entorno de confinamiento, lo que impulsó la demanda de su servicio de streaming. Las acciones subieron alrededor de 90%, apartándose de los mínimos que registraban el 16 de marzo, hasta mediados de octubre.

Pero, durante los últimos tres meses, ese repunte ha ido quedándose sin fuelle, ya que el principal rival de la compañía, Disney (NYSE:DIS), ha ganado un terreno considerable en la batalla del streaming.

Un año después de su lanzamiento, el servicio de streaming de Disney, Disney+, ya tiene más de 80 millones de suscriptores de pago. Eso es un salto significativo frente a los 57.5 millones que reportara en el trimestre de verano, y frente a los 195 millones de suscriptores de Netflix allá por septiembre.

Estos éxitos de Disney+ se produjeron al mismo tiempo que Netflix ha estado reportando una desaceleración del crecimiento de suscriptores. Netflix informó en octubre de un aumento de 2.2 millones de suscriptores en el tercer trimestre en términos netos, por debajo de su previsión de julio de 2.5 millones de nuevas suscripciones para este período.

Pero Disney+ no es el único quebradero de cabeza para Netflix. La división WarnerMedia de AT&T (NYSE:T) está en medio de una reestructuración similar, mientras se centra en su nueva plataforma de streaming HBO Max. Además, NBCUniversal de Comcast (NASDAQ:CMCSA) está realineando sus operaciones de entretenimiento para dar prioridad a su nuevo servicio de streaming Peacock.

Flujos de caja negativos

Aparte de la creciente competencia, lo que hace a Netflix más vulnerable entre el grupo FAANG es la ajustada posición de efectivo de la compañía. Debido a que el servicio gasta mucho para desarrollar sus espectáculos exclusivos y capturar mercados internacionales, quema mucho efectivo cada trimestre.

Netflix encabeza el gasto en generación de contenido y otras preparan la cartera

Para mejorar su posición de efectivo, Netflix elevó los precios de su plan más popular durante el último trimestre, siendo la segunda vez que la compañía lo hace en varios años. La medida podría resultar contraproducente en un entorno en que se están perdiendo puestos de trabajo y la competencia es cada vez mayor. En el pasado, las subidas de precios de Netflix han llevado a una desaceleración del crecimiento de los suscriptores, particularmente en el mercado estadounidense más maduro.

El analista de referencia Matthew Harrigan planteaba la semana pasada preocupaciones similares en su nota, advirtiendo de que el crecimiento de los suscriptores podría desacelerarse en 2021:

“La correlación comercial de Netflix con otros nombres prominentes del NASDAQ 100 y el FAANG se ha desglosado ahora claramente como 1) la confianza en la excepcionalidad de su servicio de streaming se está desvaneciendo un poco, y 2) el comercio desde el confinamiento podría ser ‘muy 2020’, incluso con la preocupación en torno a cómo podrían afectar las mutaciones del virus del Reino Unido y Sudáfrica a la eficacia de la vacuna contra el COVID-19”.

Su precio objetivo a 12 meses para las acciones de Netflix es de 412 dólares, aproximadamente un 20% por debajo de su nivel actual.

En conclusión

El atractivo de Netflix como servicio de entretenimiento desde el confinamiento la ha convertido en una de las mejores empresas de megacapitalización y acciones tecnológicas de 2020. Pero a medida que aumenta la competencia, la compañía tiene que demostrar que sigue siendo la mejor opción de streaming, y que está bien posicionada para defender su territorio.

Los Inversionistas parecen estar tomándose un descanso de las acciones de Netflix mientras esperan a ver si eso sucede.

La nota ¿Es hora de que los inversionistas se preocupen por las acciones de Netflix? apareció por primera vez en Investing.com