India acciones

17 de octubre 2019 | 5:00 am

India se ha convertido en uno de los países con mayor potencial de crecimiento, incluso por encima de China, y su principal índice accionario, el Sensex, puede ser uno de los más beneficiados.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dio a conocer esta semana las proyecciones de crecimiento para este año y 2020; en ambos casos India figura -como lo ha hecho los últimos años- en las primeras posiciones.

Para 2020, el FMI prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) de India crezca 7.0%, el país emergente de mayor crecimiento y, entre los países analizados por el FMI, solo se sitúa debajo de Costa de Marfil (7.3%) y Etiopía (7.2%).

Crecimientos elevados y constantes a lo largo del tiempo implican una “mayor producción y consumo generalizado, que tiende a aumentar los ingresos de las compañías. Además, las inversiones fluyen hacia los países que están creciendo”, comentó Amín Vera, director de análisis económico de Black WallStreet Capital.

De 2013 a 2019, si se agrega el pronóstico del FMI, el PIB indio ha crecido en promedio 7% anual; en el mismo lapso el índice Sensex presenta un rendimiento de 82%.

En tanto, la economía de China ha avanzado 6.9% anual en promedio desde 2013, pero el índice Shanghái Composite ha avanzado 41%.

Parte de la amplia diferencia entre los índices Sensex y Shanghái Composite responde a la guerra comercial en la que se encuentran China y Estados Unidos, situación que el propio FMI calificó como el mayor riesgo a la baja para la economía mundial.

Aunque India también enfrenta sus propios problemas. El primer ministro, Narendra Modi, prometió en 2014 -cuando ganó las primeras elecciones- crear 10 millones de empleos por año para impulsar la economía, pero la realidad ha sido distinta.

Entre julio de 2017 y junio de 2018, el desempleo alcanzó su punto más elevado desde 1973; la tasa de desempleo fue de 6.1%, de acuerdo con datos de la Oficina Nacional de Encuestas de Muestra (NSSO, por su sigla en inglés).

Modi fue reelecto Primer Ministro en septiembre pasado.

México, otra historia

En México, la situación es distinta a lo que sucede en India y China. En promedio, el PIB ha crecido 1.8% anual desde 2013, agregando el estimado del FMI de 0.4% para este 2019, y el S&P/BMV IPC, el principal índice accionario de la Bolsa Mexicana de Valores, apenas ha avanzado 1.84%.

Las bolsas no solo corrigen en precio sino también en tiempo mediante periodos laterales que duran meses o incluso años. El mercado, al final, termina por reconocer el valor donde lo hay

comentó Fernando Félix, analista independiente.

El IPC ha pasado de los 42,727.09 puntos de finales del 2013, a 43,515.00 unidades, al cierre de la sesión del miércoles.

A las presiones externas, como la guerra comercial, e internas, como el bajo crecimiento económico se suman otros puntos que merman al IPC.

Conceptualmente, el índice accionario más representativo de un país busca replicar su economía, aunque en México pueden influir factores como un mercado poco desarrollado, con pocas emisoras y alta concentración de alguna de ellas

dijo Jonathan Zuloaga, asesor macroeconómico y de mercados de Columbus.

De las 35 empresas que conforman al IPC, cuatro emisoras -América Móvil, Femsa, Walmart y Banorte- pesan casi 50%.