coronavirus china

7 de febrero 2020 | 5:00 am

La relevancia que tiene China en materia económica es innegable y la pandemia del coronavirus de Wuhan solo ha resaltado la importancia del gigante asiático para el mundo, así como la dependencia hacia el país asiático.

China, la segunda economía más grande del mundo, aportó 16.38% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial en 2019, con 14.14 billones de dólares, solo detrás de Estados Unidos, con un PIB nominal de 21.44 billones de dólares.

Tan solo Wuhan es un motor de crecimiento para China. El PIB de esta ciudad creció 7.8% en 2019 y el valor total de las importaciones y exportaciones alcanzó 35,300 millones de dólares.

Los primeros impactos del nuevo coronavirus ya se hicieron notar en sectores como el turismo y producción de automóviles tanto de China y países del sudeste asiático como Hong Kong, Tailandia y Camboya.

Luego de brote del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS, por sus siglas en inglés) de 2003, el gasto de los turistas chinos en el extranjero se ha multiplicado 15 veces, al pasar de alrededor de 17,000 millones por año a 260,000 millones de dólares, o 0.3% del PIB mundial, de acuerdo con datos de Capital Economics.

Hong Kong, Tailandia y Camboya se verán duramente afectados por la caída del turismo chino y pueden ver una caída hasta 3% su PIB en el primer trimestre de 2020. Los ingresos totales por turismo en Tailandia y Camboya equivalen a 14% y a 18% del PIB, respectivamente.

En este contexto, Capital Economics recortó de 5.5% a 3% el pronóstico de crecimiento del PIB chino del primer trimestre de 2020, aunque se compensará durante el resto de este año, gracias a la serie de estímulos que el gobierno ha puesto en marcha.

En los primeros días de febrero, el Banco Popular de China inyectó a su economía 242,740 millones de dólares a través de mecanismos financieros. Además, anunció que reducirá, de 10 a 5% los aranceles para 1,600 productos estadounidenses, equivalente a 75,000 millones de dólares.

En la penúltima semana de enero los mercados accionarios de todo el mundo cayeron con fuerza, en promedio 2.5%, luego de que se desataran los temores por los efectos del coronavirus de Wuhan.

Mientras que empresas de varios países del mundo como Apple, Starbucks, British Airways o Air Canadá, por mencionar algunas, han tenido que suspender operaciones y recortar sus planes de producción.

Frenan automotrices

La industria automotriz se encuentra ante un escenario adverso. Las estimaciones de IHS Markit apuntan a que se dejarán de producir 350,000 automóviles en China, si los paros laborales y reducción de horarios se mantienen hasta el 10 de febrero de 2020.

Sin embargo, si el coronavirus persiste hasta mediados de marzo y las plantas automotrices de la provincia de Hubei, su capital Wuhan y zonas aledañas se mantienen cerradas la producción caerá en más de 1.7 millones de unidades para el primer trimestre.

En 2018, las fábricas de Hubei produjeron 2.42 millones de vehículos, lo que representa aproximadamente 10% de la producción total de automóviles de China. Ese año, el país asiático produjo 27.8 millones de vehículos, (29% de la producción mundial) mientras que Estados Unidos fabricó 11.3 millones, de acuerdo con datos de la Organización Internacional de Constructores de Automóviles.

Las estimaciones del Instituto de Investigación Gasgoo Auto arrojan que la venta de automóviles de pasajeros en 2020 caería entre 3 y 6% respecto al año anterior debido al coronavirus.

Hasta el 6 de febrero, el coronavirus de Wuhan había dejado 31,439 personas infectadas y 638 muertes en 28 países, la mayor parte concentrada en China.