fbpx

11 de septiembre 2019 | 3:30 pm

Las acciones en Estados Unidos terminaron en terreno positivo este miércoles, ya que la decisión de Pekín de eliminar aranceles a 16 tipos de productos estadounidenses para reducir tensiones con Washington alivió preocupaciones sobre la guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo, mientras que los papeles de Apple avanzaron un día después del lanzamiento de los nuevos iPhones.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 0.85%, a 27,137.04 unidades, mientras que el S&P 500 ganó 0.72%, a 3,000.70 puntos, y el Nasdaq Composite avanzó 1.06%, a 8,169.68 unidades.

Las acciones de Apple treparon 3.18%, brindando el mayor impulso a los tres principales índices, un día después de la presentación de sus nuevos iPhones y su servicio de “streaming”, Apple TV+, con un precio menor al de sus rivales Disney y Netflix.

El alza llevó la capitalización de mercado del gigante de Silicon Valley a casi un billón de dólares.

 La Bolsa Mexicana de Valores cerró con un alza de 0.38%, en línea con sus pares de Wall Street y puso fin a una racha negativa de tres días, en la que acumuló una baja de 0.34%.

El FTSE BIVA subió 0.40%, a 877.16 unidades.

Peso borra ganancias de la sesión previa

El peso cerró este miércoles con una depreciación de 0.23%, borrando el avance registrado ayer,  a la espera de la decisión de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) que tendrá lugar el jueves.

“Ante la monumental decisión del BCE el mercado opera con ansiedad ya que las expectativas son de un recorte de tasas y el anuncio de nuevas medidas de estímulo”, dijo Alfonso Esparza, analista senior para América Latina de Oanda. 

En su cotización interbancaria, el dólar terminó en 19.5575 pesos. poco más de cuatro centavos por arriba del cierre del martes y casi en el mismo nivel registrado el lunes, muestran datos del Banco de México..

Al menudeo, el billete verde se encareció cinco centavos, para venderse en 19.85 pesos, según datos de Citibanamex.

“Se especula que se aproxima una recesión global, la cual podría ocurrir a  finales del 2020 o inicios del 2021. La desaceleración en las economías ha llevado a los principales bancos centrales del mundo a mostrar una postura más acomodaticia”, explicó Banco Base.