1 de abril 2019 | 10:35 am

El fondo de capital privado a largo plazo de Black Rock (LTPC, por sus siglas en inglés) está listo para invertir después de obtener 2,750 millones de dólares: 1,250 millones en efectivo y 1,500 millones comprometidos.

El vehículo de BlackRock se centrará en temas a largo plazo, como la demografía global divergente, los crecientes patrones de gasto de la clase media y los millennials, informó Bloomberg.

Si bien los administradores de fondos, desde los fondos de cobertura hasta las empresas de fondos mutuos, se han expandido a inversiones más privadas y sin liquidez que buscan rendimientos más altos, la recaudación de fondos es cada vez más competitiva, explica el sitio especializado.

Los fondos de pensiones y las oficinas familiares también están buscando mejores términos de las firmas de capital privado o contratando personal para hacer negocios por sí mismos.

Dirigido por André Bourbonnais, el equipo de LTPC está buscando inversiones considerables en compañías de alta calidad interesadas en una fuente de capital estratégica a largo plazo.

“Hay un gran número de compañías fuertes y estables que necesitan un modelo de propiedad privada de largo plazo”, dijo Bourbonnais. “Para esas compañías, ni un listado público ni una compra apalancada es una opción atractiva”.

Según Bloomberg, BlackRock trabaja para expandirse más allá de los productos indexados -que representan dos tercios del total de riqueza que administra- e impulsar los negocios alternativos.

“Para los inversionistas institucionales que desean una exposición a la renta variable, existe la necesidad de un tipo de inversión adicional en el continuo entre las acciones que cotizan en bolsa y una compra apalancada de una empresa, una que es potencialmente más gratificante que la renta variable pública, pero menos arriesgada que las compras con apalancamiento alto”, destacó el presidente de Black Rock Alternative Investors, Mark Wiseman.