fbpx

29 de enero 2019 | 5:00 am

Las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) cerraron el 2018 con una minusvalía de 0.34%, equivalente a 23,804 millones de pesos, según un análisis de Citibanamex.

En medio de este panorama, la semana pasada el presidente Andrés Manuel López Obrador envío al Congreso una iniciativa para reformar la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, que pretende conseguir una mejor gestión de los ahorros de los trabajadores y además robustecer el mercado financiero.

Uno de los principales cambios que propone es el préstamo de valores. En esta clase de operaciones, el prestamista transfiere, de manera temporal, la propiedad de acciones y valores a otra persona (prestatario); éste devolverá las acciones y valores en un tiempo definido, junto con un rendimiento.

Las Afores son inversionistas de largo plazo de bonos y acciones. Actualmente, solo pueden prestar valores gubernamentales, pero con la reforma que propone el Ejecutivo se les permitiría prestar bonos privados –de empresas– y acciones.

Esto les generaría un retorno adicional a los trabajadores; por prestar esos valores se obtiene una tasa

dijo Juan Hernández, director general de Vanguard México.

El mercado también saldrá beneficiado de esta clase de operaciones , ya que si las Afores llegan a ser prestamistas activos de valores, los inversionistas puedan tomar una posición larga o corta (compras y ventas) y añadirle más dinamismo al mercado.

“Para las Afores, el sentido de los cambios propuestos abonan a dos objetivos que benefician a los trabajadores: mejores rendimientos y menores costos de operación”, indicó Sura en un reporte.

Entre otros de los cambios propuestos destacan la migración de Sociedades de inversión especializadas en fondos para el retiro (Siefores) a Fondos de Inversión especializados, mayor autonomía a la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) y ajustes en las comisiones, por mencionar algunos.

El inversionista más grande

Las Afores son el inversionista institucional más grande México. Al cierre del 2018, administraban 3.33 billones de pesos, pero la diversificación se presenta como una limitante.

Llega un momento en que hay un problema de tamaño para invertir en valores solo locales y la diversificación es algo que siempre velamos

dijo Juan Hernández.

Comentó que, pensando en una jubilación más digna, invertir solo el 20% de los valores fuera de México es poco.

Alrededor del 70% de las carteras de las Siefores están concentradas en deuda gubernamental mexicana y deuda privada nacional, según datos de la Consar.

Las modificaciones a la ley contemplarían que sea la propia Consar la de que determine la exposición a valores extranjeros; se espera que su aumento sea gradual.

2019, complicado

Todo apunta a que Estados Unidos y China liderarán este año una desaceleración económica mundial, mientras que  las tensiones políticas y comerciales en Europa y América Latina, así  como presiones propias del país nublan el panorama de los inversionistas.

Las Afores presentaron, en el 2018, una minusvalía en conjunto de 0.34%, sin tomar en cuenta la Siefore cero, de acuerdo con el análisis de Citibanamex

La complejidad del panorama y el rendimiento histórico de un solo dígito de las Afores, que es de 5.03% real anual promedio, fueron parte de los incentivos para que el gobierno federal presentara la iniciativa de reforma.

Las Afores traen rendimientos bajos y se nota más cuando lo comparas contra afores de otros países. Lo mejor es que les permitan transformarse para buscar ser más agresivas; eso podría beneficiar al aforado en términos de rendimiento

Carlos Ponce, socio fundador de SNX Constructores de Patrimonio.