fbpx

15 de agosto 2019 | 5:00 am

Si a algo le temen los inversionistas es a la desaceleración económica, la cual no solo se debe a la guerra comercial que protagonizan Estados Unidos y China.

Además de las tensiones comerciales, los aspectos geopolíticos causan más dudas entre los inversionistas, quienes optan por mantener una postura más reservada.

El Brexit, Argentina y el comportamiento de las curvas de rendimientos de los bonos son otros de los factores que están en la mira de los participantes en los mercados mundiales.

Guerra comercial con round arancelario hasta diciembre

La disputa comercial entre las dos principales economías del mundo es causa de muchos de los vaivenes de los mercados financieros.

Este martes, el gobierno de EU aplazó la aplicación de 10% en aranceles a productos tecnológicos provenientes de China, agendados para el 1 de septiembre, y será hasta el 15 de diciembre cuando entren en vigor.

La decisión se reflejó en los principales índices de Wall Street ese día, que cerraron con números positivos. Las acciones de Apple, que manufactura gran parte de sus productos en China, avanzaron 4.50% en la sesión.

Además del conflicto comercial, China se opone a la presencia militar de EU en Asia, promovida por sus aliados, Japón y Corea del Sur.

En la región de Asia y el Pacífico, Pekín y Washington suelen enfrentarse a causa del mar de China Meridional, una zona que la nación asiática reivindica como propia, construyendo instalaciones militares en islotes que otros países vecinos consideran parte de su territorio.

Curvas de rendimientos invertidas en EU

Las curvas de rendimiento de los bonos de EU con plazo a dos y 10 años se invirtieron este miércoles, lo que podría ser una señal de una recesión económica en la principal economía del mundo, según expertos.

Esto provocó que los inversionistas se deshicieran de activos de riesgo, como acciones, y optaron por activos refugio, como el oro.

Argentina pone nervioso a los mercados

Tras la derrota de Mauricio Macri en las elecciones primarias frente a Alberto Fernández, el peso argentino inició un desplome que lo llevó a cerrar por primera vez en 60 unidades por dólar este miércoles.

La reacción se debe a que Macri es el candidato favorito de los mercados por su postura neoliberal,  mientras que Fernández es visto como una vuelta al populismo de años previos que llevó al país sudamericano a la crisis.

La posible llegada de Fernández a la presidencia argentina genera dudas a analistas financieros, pues algunos prevén que impondrá controles de capital y renegociará el pago de la deuda con el FMI.

Boris Johnson y el Brexit

El primer ministro británico, Boris Johnson también es fuente de preocupaciones del público inversionista.

Johnson envió el pasado viernes una carta a los trabajadores del gobierno para decirles que prepararse para un Brexit sin acuerdo es su máxima prioridad, pese a los impactos que podría tener no solo para la economía de Gran Bretaña, sino para todos los países que permanecerán en la Unión Europea.

El sucesor de Theresa May prometió a los votantes que, sin duda, Reino Unido saldrá el próximo 31 de octubre del bloque económico conformado por 28 economías de Europa.

No obstante, la Unión Europea insiste en que los términos legales del texto no pueden ser reescritos, elevando las expectativas entre políticos y mercados financieros de que Londres se dirija a un adiós no pactado en menos de tres meses.

En Italia, la incertidumbre política pesa

Continuando en Europa, en Italia se viven momentos de incertidumbre política que se reflejan en los índices accionarios del viejo continente.

El exprimer ministro italiano, Matteo Renzi, advirtió este martes que el país corre el riesgo de caer en una grave recesión en caso de que se den elecciones anticipadas en octubre y prevé que es inminente que el IVA suba de 22% a 25%.

“Es seguro que Italia caerá en recesión, especialmente con las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y lo que sucede con el motor económico alemán”, explicó Renzi.

Tensión geopolítica EU – Irán

Las tensiones geopolíticas entre Estados Unidos e Irán se reavivaron luego de que el país de Medio Oriente derribó un dron estadounidense en el estrecho de Ormuz, en Omán.

La tensión entre los dos países se incrementó aún más tras unos sabotajes y ataques de buques petroleros, lo que impulsó al petróleo elevar su precio en los mercados.

El castigo económico a Irán inició un año después del retiro de EU sobre el acuerdo acuerdo que limita el programa nuclear iraní en mayo de 2018.

EU contra Venezuela

A inicios de agosto, el conflicto entre EU y Venezuela se reavivó, luego de que el gobierno de Donald Trump congeló los activos del país sudamericano en territorio estadounidense.

La medida fue calificada por el gobierno venezolano como terrorismo económico, pues la Casa Blanca advirtió que usaría “todas las herramientas apropiadas para propiciar el fin del gobierno de Maduro”.

Delcy Rodríguez, vicepresidenta del país sudamericano, manifestó que “las sanciones buscan reducir la disponibilidad de divisas por parte de Venezuela”.

EU incita a tensión militar: Corea del Norte

En otro frente de tensión se encuentra el que viven EU y Corea del Norte, cuando este último acusó de “incitar a la tensión” mediante maniobras militares conjuntas con Corea del Sur.

Ante esto, Pyongyang tomará medidas para defenderse, declaró Ju Yong Chol, diplomático norcoreano en Ginebra.

Para demostrar su inconformidad, Corea del Norte lanzó dos proyectiles, al parecer de corto alcance y que volaron 400 kilómetros antes de caer en el mar entre la península de Corea y Japón.

Sin embargo, horas antes del disparo, Trump se había puesto del lado de Kim en su oposición a estas maniobras militares, aunque más por motivos financieros que militares.

India–Pakistán y la disputa por Cachemira

La región que divide a India y Pakistán representa un conflicto geopolítico, mientras China busca interferir en el conflicto que ha dejado como resultado dos guerras entre ambos países.

La región de Jammu y Cachemira es administrada por India, mientras que territorios del norte y Azad Cachemira están bajo la administración de Pakistán.

India busca modificar el estatus especial de Cachemira pero enfrentó el martes una fuerte oposición de China y su aliado Pakistán.

En una decisión que busca afianzar el control de Jammu y Cachemira, partes de las cuales son reclamadas por Pakistán y China, India revocó una medida constitucional que permite al estado de mayoría musulmana aprobar sus propias leyes.

Con información de Reuters y AFP