12 de marzo 2021 | 5:00 am

La transformación de Scotiabank México está liderada por mujeres. A la cabeza del equipo está Natalia San Román, directora general adjunta de Estrategia y Transformación del banco desde marzo de 2020 y cuyo principal desafío ha sido la pandemia.

Con más de una década de experiencia profesional en estrategia, planeación y transformación de negocios en Canadá, Perú y otros países de América Latina, la ejecutiva considera que ante el contexto de contingencia global por el COVID-19, el cambio es “importantísimo”.

En entrevista con EL CEO, San Román reveló que el equipo de mujeres que lidera la transformación del banco contempla las áreas de Recursos Humanos, Banca de Consumo, Responsabilidad Social, Inmobiliaria y Productos de Crédito con garantía.

La directiva asegura que Scotiabank tiene su foco en la inclusión, además de impulsar la igualdad de oportunidades, en donde los cargos de vicepresidencia a cargos más elevados están asignados para al menos una cuarta parte de las mujeres de la entidad bancaria.

Desde mediados de 2020, Adrián Otero asumió la dirección del grupo financiero, a quien San Román y el resto de mujeres reporta directamente y a quien considera un ejemplo e impulsor de la igualdad de género.

El principal reto para Scotiabank fue lidiar con la contingencia. El primer paso fue asegurarse de trazar cuáles serían sus grandes objetivos en términos de transformación y hacia dónde querían llegar.

Esto implicó la definición de cuál es el cambio que el banco pretende lograr, siempre teniendo en cuenta la mejora en pos de los clientes.

Eso conlleva a mejorar la forma en cómo hacemos las cosas y cómo todos nos sentimos más cómodos y estamos más apasionados de poner nuestro ‘granito de arena’ todos los días, dijo.

Además de salvaguardar la salud y bienestar ante la contingencia, San Román explica que la transformación digital es una de las grandes vertientes de transformación, en donde Scotiabank desembolsó alrededor de 600 millones de pesos.

Esta inversión les hizo además asegurarse de reforzar las capacidades de seguridad en los equipos internos. Pero no fue lo único.

Nos pusimos el objetivo de convertirnos en ese gran banco en términos de ser líderes digitales en la industria bancaria

Lo anterior, sin dejar de lado la seguridad de los clientes, para lo que se desplegaron diferentes protocolos, principalmente en sucursales.

Ciberseguridad

La seguridad cibernética fue un asunto de alerta para diferentes industrias, no solo para la banca. Por ello, Scotiabank está reforzando sus herramientas y capacidades en términos de prevención y de protección a clientes.

Para la directiva, la tarea que corresponde desempeñar a la banca como industria es inicialmente educar a sus clientes en cómo tienen que estar protegidos, una estrategia en la que ya se encuentran trabajando.

El principal reto presente y futuro es la recuperación económica. En el caso de Scotiabank, asegura San Román, están 100% comprometidos a empujar e impulsar esta recuperación económica.

Por esa razón, el banco no ha dejado de invertir ni ha parado en ningún momento. La líder de transformación se muestra convencida de que son capaces de lograrlo no solo como banco, sino también como industria, pues cuentan con las herramientas para hacerlo.