12 de septiembre 2021 | 7:00 am

¿Qué podemos hacer que sea único e impactante? Es una pregunta recurrente para Satya Nadella, el CEO de Microsoft desde 2014, quien ha encontrado en la empatía, visión, cultura y empoderamiento la clave del liderazgo, una óptica de apertura que le ha servido también para lidiar con la pandemia.

Para el empresario de origen indio, quien forma parte de las filas del gigante tecnológico desde 1992, estos cuatro elementos son una construcción para cambiar un problema humano que ha existido desde la antigua Grecia hasta el moderno Silicon Valley: el éxito continuo y su soberbia.

En el marco de su participación en la edición 2021 de México Siglo XXI organizado por Telmex, Nadella habló sobre las lecciones que ha dejado el ser un líder tecnológico y también cómo ha aprendido a aplicarlo en su operación cotidiana pese a la pandemia por COVID-19.

Las claves de un líder

Por ello, para Nadella ser empático, tener visión, una cultura integral que luche constantemente con la mentalidad cerrada y poder empoderar los esfuerzos, son la base para lograr ser un buen líder.

Microsoft pudo alcanzar el éxito porque la compañía estaba inmersa en las necesidades insatisfechas y no articuladas por los clientes, dijo el CEO de Microsoft.

Creo que lo que llevó a Microsoft al éxito no fue solamente construir tecnología, sino construir tecnología que empodere a otros. Hasta hoy seguimos hablando de lo que empodera a cada persona, de cada organización en el planeta para que pueda lograr más

Por eso, una de los aspectos en los que ha intentado hacer énfasis es en regresar al núcleo de su sentido de propósito y misión como compañía, porque sin eso, perderían la pista y ya ni siquiera entenderían qué los llevó al éxito.

Lo anterior, a fin de invocarlo en el funcionamiento cotidiano de las compañías, ha tenido un gran impacto, presume Nadella, lo que se da en un escenario de diversidad e inclusión que genera un entorno de mejor trabajo también bajo atributos culturales que permite confrontarse diario con una mentalidad cerrada.

Pandemia, área de oportunidad

Ante la restricción que ha significado la pandemia, para Nadella lo primordial es seguir construyendo algunas de estas tecnologías y plataformas para usos generales, ya sea para las ciencias de la vida, educación, manufactura, “porque realmente elevan el estado del arte”.

El ejecutivo considera que en este escenario inesperado y adverso, las inversiones en investigación y desarrollo tanto a nivel público como privado deben ser una de las grandes prioridades.

Si de algo nos ha convencido a todos esta pandemia es de que debemos mirar hacia la investigación básica y hacia los avances, sobre todo cuando el mundo está tan restringido; así será respecto al clima, la siguiente pandemia o cualquiera que sea la próxima crisis que nos ocurra

Para ello, la alianza entre organizaciones es clave, pues se tiene que considerar reducir el costo de las transacciones y aumentar la confianza para que así las organizaciones puedan reunirse a trabajar conjuntamente en la solución de grandes problemas.

Todo esto, sin dejar de considerar al Estado de derecho y el funcionamiento de los estados de capital.

En cuanto al desarrollo de las vacunas, Nadella reconoció la inversión hecha como una apuesta en la ciencia, sobretodo en la inversión privada, pues fueron quienes invirtieron el capital de riesgo “mucho antes de que se comprobara si quiera que se crearía la vacuna”, dijo.