fbpx
Trabajador en planta de General Motors

25 de enero 2019 | 6:38 pm

El sindicato Unifor, que representa a los trabajadores de la planta de General Motors en Oshawa, Ontario, pidió a los consumidores de Canadá y Estados Unidos no comprar automóviles de GM armados en México, informó Reuters.

La compañía estadounidense anunció que cerrará a finales de 2019 su central canadiense, situación que podría afectar a 2,973 empleados que laboran en la línea de ensamblaje, como parte de una amplia reestructuración que reducirá costos, con lo que también se buscará apostar con mayores inversiones a vehículos eléctricos.

El llamado de los trabajdores es una de las medidas con las que se pretende que la firma automotriz continúe la producción de unidades en Oshawa hasta septiembre de 2020, fecha en que expira el contracto actual, tiempo que, de acuerdo con los empleados, podría asegurar el futuro de la planta.

Alrededor de 650,000 automóviles de GM producidos cada año en México son adquiridos por EU y Canadá, lo que implica una cifra de ventas estimada en 20,000 millones de dólares, declaró el presidente de Unifor, Jerry Dias en entrevista.

De no obtener resultados para establecer negociaciones con la compañía, Unifor considerará el llevar a los trabajadores a huelga, aunque Dias aclaró que no existe una planificación actual para este escenario.

El representante del sindicato indicó que cualquier número de identificación o VIN que comience con un 3 en los automóviles, significa que es de fabricación mexicana.

“La única manera de llamar la atención de General Motors es si nos defendemos”, comentó.

El impacto de este boicot podría alcanzar a proveedores canadienses de autopartes con operaciones en México, como Magna, Linamar y Martinrea.