Joe Biden

7 de abril 2020 | 11:00 am

Nota del editor: Este texto fue publicado por primera vez el 11 febrero a las 13:00 horas

Bernie Sanders anunció 8 de abril su renuncia a la carrera por la nominación presidencial demócrata.

Su renuncia sucedió luego de que los colegios electorales en Wisconsin por las elecciones celebradas en Estados Unidos, en medio de una pandemia de coronavirus.

Aunque los resultado se darían a conocer hasta el domingo, Sanders se adelantó ante la dificultad de igualar el número de votos delegacionales conseguidos por Biden hasta ahora.

Campañas en medio de una pandemia

El Comité Nacional Demócrata anunció este jueves el aplazamiento de su convención nacional debido al coronavirus de julio a la semana del 17 de agosto, en Milwaukee.

Se trata del evento político más grande del partido, y también del país, que ha tenido que ser pospuesto debido a la crisis de salud pública.

Por su parte, los republicanos planean reunirse la próxima semana en Charlotte, Carolina del Norte, para volver a nombrar al presidente Trump como su candidato.

El 10 de marzo Sanders y Biden anularon sus mitines electorales previstos para esa noche en Ohio, aconsejados por las autoridades locales para evitar la propagación del coronavirus, que entonces había contagiado a menos de 600 personas en Estados Unidos, con una veintena de muertes.

Desde entonces, los candidatos no se presentan ante multitudes, los periodistas que seguían sus pasos están en sus hogares y varias primarias han sido postergadas, mientras el país registra la cifra más alta de infectados en el mundo, con cerca 125.000 casos confirmados.

El republicano Donald Trump, en búsqueda de un segundo mandato, también está privado de las muchedumbres que tanto disfruta. Pero su rol de presidente le ofrece una tribuna privilegiada que aprovecha en largas conferencias de prensa diarias sobre el coronavirus.

La pandemia también ha obligado a los candidatos a replantear los mensajes que quieren emitir durante la campaña. De acuerdo con reportes de The Guardian, el campamento de Donald Trump planea proyectar a Joe Biden, virtual candidato demócrata, como un aliado de Beijing, ante la creciente desconfianza estadounidense frente al gobierno de Xi Jinping, alimentada por el manejo del brote de COVID-19.

De acuerdo con Político, el partido demócrata se mostró incrédulo ante el plan de Trump, que podría invitar al escrutinio sobre su propio manejo de la crisis y de su relación diplomática con China, por lo que prepara una campaña con estos elementos como el centro de la estrategia.

Hasta el momento, 15 estados han retrasado sus elecciones primarias al menos dos meses, y Nueva York canceló las propias. Estas acciones han provocado temor frente a un posible retraso de las elecciones federales.

Este retraso requeriría de una aprobación por mayoría en el congreso y el senado. Además, la constitución establece que un término presidencial no puede durar más de cuatro años, por lo que si las elecciones no ocurrieran, Donald Trump dejaría de ser presidente el 3 de noviembre de este año.

¿Cómo van?


Para obtener la nominación, un candidato debe haber ganado 1,991 delegados.

 

Desde que la carrera por llegar a la Casa Blanca inició, más de 20 personas se registraron para participar en la nominación por el Partido Demócrata.

Con la salida de Pete Buttigieg, Amy Klobuchar, Mike Bloomberg y Elizabeth Warren sólo restan tres candidatos en la competencia.

Recuento de las primarias:

Supermartes 17 de marzo

Joe Biden ganó  las primarias de Florida e Illinois, según proyectaron medios locales tras comicios perturbados por la crisis por el nuevo coronavirus.

Biden obtuvo 61% de los votos en Florida contra 22% del izquierdista de Bernie Sanders, cuando ya se escrutaron 87% de los sufragios.

Biden también ganó en Illinois, un estado industrial del noreste, y encabezaba las encuestas de intención de voto en Arizona, según las proyecciones de los medios.

Un cuarto estado, Ohio, también tenía programado celebrar una primaria el martes, pero el gobernador Mike DeWine declaró una “emergencia de salud” debido a la propagación del nuevo coronavirus y la votación se pospuso.

Luisiana, Georgia y Kentucky, que debían votar más tarde, pospusieron sus primarias para mayo y junio.

Supermartes 12 de marzo

El primer supermartes fue el impulso que Joe Biden necesitaba para revivir su carrera rumbo a la nominación del candidato presidencial del partido Demócrata, pero el segundo celebrado el 10 de marzo fue su consolidación como puntero en la contienda interna.

Biden, exvicepresidente en la administración de Barack Obama, se impuso en Misisipi, Misuri, Idaho y en el bastión clave de Michigan, acrecentando la brecha frente a su rival, Bernie Sanders, a quien tendió la mano en un gesto poco usual en una interna muy crispada.

“Quiero agradecer a Bernie Sanders y a sus seguidores por su energía infatigable y su pasión. Tenemos el mismo objetivo y juntos vamos a vencer a Donald Trump”, dijo Biden desde Filadelfia.

Sanders ganó en Dakota del Norte.

Supermartes 3 de marzo

Biden logró victorias el martes en el Sur, Medio Oeste y Nueva Inglaterra, pese a que Bernie Sanders, obtuvo una ventaja importante en California.

Biden, cuya campaña agonizaba hace pocas semanas, se impuso en nueve de los 14 estados que participaron en el Supermartes, incluyendo victorias inesperadas en Texas y Massachusetts, en la carrera para enfrentarse al presidente republicano Donald Trump en noviembre.

También ganó en Alabama, Arkansas, Massachusetts, Minnesota, Carolina del Norte, Oklahoma, Tennessee y Virginia.

Edison Research proyectó un triunfo de Biden en Texas, el premio mayor tras California. Sanders invirtió mucho en Texas y contaba con la población latina para que le impulsara hacia la victoria.

Sanders se impuso en Colorado, Utah y su estado natal de Vermont, según Edison Research.

Michael Bloomberg sólo ganó en Samoa Americana, por lo que sus asesores informaron este miércoles que se baja de la carrera para apoyar a Joe Biden.

Elizabeth Warren terminó muy por detrás de Sanders y Biden en la mayoría de los estados, incluido Massachusetts, donde es senadora y triunfó el exvicepresidente pese a no haber gastado dinero ni desplegado colaboradores allí.

En esta fecha se definieron 1,357 delegados, casi un tercio del total disponibles, pues votaron varios estados como California, Texas, Colorado, Carolina del Norte, Virginia, Alabama, Arkansas, Maine, Massachusetts, Minnesota, Oklahoma, Tennessee, Utah, Vermont y el territorio de la Samoa Estadounidense.

Los estados del supermartes congregan 40% de la población del país, y California es la joya de la corona al otorgar 415 delegados, seguido de Texas, con 228, y Carolina del Norte, con 110, los tres con una muy importante población hispana.

Caucus Carolina del Sur

El exvicepresidente de Estados Unidos Joe Biden ganó el pasado sábado las primarias demócratas de Carolina del Sur, proyectaron los principales medios, anticipando una victoria crucial para el aspirante a desalojar a Donald Trump de la Casa Blanca en noviembre.

Luego de 24 horas se supo que el número dos en la administración de Barack Obama obtuvo 48.4% por ciento de los votos, es decir 39 delegados.

En segundo lugar se colocó Bernie Sanders con 19.9% y 13 votos más en su carrera por la nominación demócrata.

Debate Charleston

Bernie Sanders encabeza la lista de votos delegacionales, por ello, los aspirantes a la nominación demócrata por la presidencia de Estados Unidos unificaron sus ataques a él.

El debate que se realizó en Charleston el martes sirvió de plataforma para que sus oponentes criticaran sus posturas de izquierda y sus planes, principalmente la reforma para dar una cobertura universal de salud, por ser “demasiado radicales” para congregar al electorado estadounidense.

Sanders, quien llegó al debate con un triunfo en New Hampshire y en Nevada, desestimó las críticas de ser demasiado “radical” y dijo que tiene a su favor el ser capaz de inspirar la participación.

La forma de derrotar a Trump, que es lo que quiere todo el mundo, es que necesitamos una campaña con energía y emoción, y necesitamos volver a traer a la clase trabajadora al Partido Demócrata.

Bernie Sanders

Caucus Nevada

Bernie Sanders se llevó las elecciones internas demócratas en Nevada con 46.8% de los votos, asentando su posición de favorito para enfrentar al presidente Donald Trump en la elección del 3 de noviembre.

En esta tercera cita de las internas del partido – en un estado con una importante población latina – Sanders encabezó las votaciones. Biden ocupó la segunda posición con 20.2%, Buttigieg en tercero con 14.3% y Warren cayó al cuarto peldaño con 9.7.

“Vamos a ganar las primarias demócratas”, dijo Sanders en un mitin en San Antonio, en Texas, en el que destacó la diversidad de su base de apoyos, que en esta campaña ha estado muy orientada hacia el voto latino, que “Tío Bernie” quiere conquistar, en un ciclo electoral en el que se proyecta que 32 millones de hispanos estén habilitados para sufragar. 

Sanders defiende una reforma de salud, una lucha contra el cambio climático, un mayor control de la tenencia de armas y un alza del salario mínimo. 

Warren, vencedora del noveno debate demócrata

Esta noche se realizó el noveno debate demócrata rumbo a las elecciones por la presidencia de Estados Unidos en noviembre, en el que debutó el empresario Michael Bloomberg.

Las primeras preguntas se enfocaron las ventajas que cada candidato tiene para “sacar” a Donald Trump de la Casa Blanca. También hablaron sobre servicios médicos, farmacéuticas, el uso de la marihuana y energía.

También participaron el exvicepresidente Joe Biden; el exalcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg; la senadora de Minnesota Amy Klobuchar; el senador de Vermont Bernie Sanders y la senadora de Massachusetts, Elizabeth Warren.

El debate sucedió tres días antes del caucus de Nevada, la tercera ronda de asambleas del partido demócrata para elegir a su candidato presidencial.

El empresario Michael Bloomberg logró su calificación para participar en el próximo debate demócrata que sucederá el miércoles, previo al caucus de Nevada (próximo sábado).

Logró el segundo lugar de las encuestas a nivel nacional, con 19% de las preferencias, sólo por debajo de Bernie Sanders (31%), de acuerdo con NPR/PBS NewsHour/Marist.

Con ese porcentaje, el dueño del medio financiero Bloomberg y aspirante de centro, cumplió con la meta impuesta por el Comité Nacional Demócrata para la participación de los postulantes en los debates.

Otros candidatos como Bernie Sanders, Joe Biden, Pete Buttigieg, Elizabeth Warren y Amy Klobuchar también participarán en el debate que se realizará en las Vegas.

Crisis en el partido demócrata

Troy Price, residente del Partido Demócrata de Iowa, anunció el pasado miércoles su renuncia tras el caos reportado en los caucus de Iowa, primera parada de las primarias.

Las fallas técnicas en las aplicaciones que pretenderían utilizar para el registro de los votos delegacionales retrasaron un día el informe de los resultados que, a su vez, también se acusó tuvieron irregularidades.

“El hecho es que los demócratas merecían algo mejor que lo que sucedió en la noche del caucus. Como presidente de este partido, lamento profundamente lo que sucedió y soy responsable de cualquier falla en nombre del Partido Demócrata de Iowa”, escribió Price en la carta de renuncia que envió al Comité Central del Estado.

Price se mantendrá en el puesto que tiene desde 2017, hasta que autoridades del Partido Democrático elijan a quien lo sustituya.

 

New Hampshire

Bernie Sanders resultó vencedor de las elecciones primarias en New Hampshire realizadas el martes por la noche rumbo a las comicios presidenciales con 26% de los votos.

El proceso electoral que culminará hasta el martes 3 de noviembre de este año aún tiene mucho camino por recorrerse para el Partido Demócrata que pretende volver a la Casa Blanca tras tres años del -cuestionado- mandato de Donald Trump.

Desde que inició el proceso de las primarias, en la que ciudadanos de distintos distritos preseleccionan a los candidatos que podrían representar al partido en las elecciones generales (presidenciales, intermedias), Bernie Sanders y Pete Buttigieg han tomado una sólida ventaja.

El senador socialista de Vermont obtuvo 26% de los votos, por encima del 24% que registró Pete Buttigieg.

“Nuestra victoria en New Hampshire no se trata mí. Se trata de nosotros. Se trata del movimiento que nuestros partidarios, voluntarios y donadores construyeron, y que transformará este país”, tuiteó Sanders. El martes a la noche, delante del público que festejaba su triunfo, había asegurado que la victoria allí era “el comienzo del fin para Donald Trump”.

Su carrera de 40 años se distingue por haber ganado puestos de elección popular en el Senado, la Cámara de Representantes y cargos municipales, la mayoría como candidato independiente y progresista radical.

Y aunque muchas de las encuestas en Estados Unidos colocaban a Joe Biden, antiguo vicepresidente de Barack Obama, como el rival demócrata que podría hacerle frente a Donald Trump con claras probabilidades de vencerlo, las primarias de New Hampshire lo dejó en quinto lugar (10%), un puesto menos que en Iowa, donde quedó en cuarto lugar detrás de Pete, Sanders y Elizabeth Warren.

Iowa

El primer, los caucus de Iowa, se llevaron a cabo el 3 de febrero y Pete resultó ganador sólo por una décima más que Bernie Sanders, con 26.2% y 26.1% de los delegados, respectivamente.

La jornada se desarrolló en medio de problemas técnicos en la codificación de la aplicación para móviles que no se probó lo suficiente antes de su uso para contar los votos.

Debido al inconveniente, el partido de Iowa decidió verificar manualmente los resultados, proceso que le tomó por lo menos cuatro días.

Antes de obtener los resultados finales, se registraron errores e incoherencias en las cifras publicadas en línea. Por ejemplo, variaciones imposibles entre la primera y la segunda ronda, o totales que no cuadraron.

Nueva York

El estado de Nueva York canceló su elección presidencial primaria el lunes 27 de abril, después de que había anunciado un retraso de abril a junio debido a la preocupación de poner a los votantes en un riesgo innecesario durante la crisis del COVID-19.

Douglas Kellner, uno de dos comisionados del partido demócrata en la Comisión Electoral del Estado de Nueva York, dijo que era “innecesario y frívolo” realizar una elección poco competitiva, ante la virtual victoria de Joe Biden durante el proceso.

Bernie Sanders, sin embargo, ha decidido no retirar su nombre de la contienda, en un esfuerzo para permitir a sus votantes la elección de delegados más progresistas que puedan ayudar a impulsar una agenda de esta naturaleza a la plataforma del partido demócrata.

 

Con información de AFP y Reuters