22 de febrero 2021 | 4:47 pm

Alberto Fernández, presidente de Argentina, arribó la mañana de este lunes a México y entre las primeras actividades de su agenda estuvo una reunión con empresarios mexicanos que tuvieran inversiones en su país.

La Casa Rosada, sede del poder ejecutivo en Argentina, informó que la reunión fue para “dialogar sobre perspectivas y los desafíos de la economía argentina, y les presentó los sectores considerados estratégicos y abiertos a la inversión extranjera directa”.

Además, el mandatario propuso a los empresarios mexicanos trabajar para profundizar la inversión extranjera.

A la reunión asistieron Armando Garza Sada, de Grupo Alfa; Antonio del Valle Perochena, de Grupo Kaluz; Armando Torrado Martínez, de Alsea; David Coppel Calvo, de Coppel; José Luis Berrondo Ávalos, de Mabe, y Carlos Rojas Aboumrad, de Rotoplas.

También estuvieron presentes Arturo Gutiérrez, de Arca Continental; Máximo Vedoya, de Ternium; Rafael Pamías, de Bimbo; John Santa María, de Coca-Cola Femsa; Miguel Mier, de Cinépolis, y Carlos Jarque, de América Móvil.

Invitado de especial

El mandatario argentino visita México en atención a la invitación que le hizo el presidente Andrés Manuel para que asistiera a la ceremonia de conmemoración de los 200 años de la proclamación del Plan de Iguala, ceremonia que ocurrirá el 24 de febrero.

Además, estará presente en la conferencia matutina del 23 de febrero. El mandatario mexicano también comentó que entre las actividades de su homólogo argentino se encontraba visitar el laboratorio donde se están envasando las vacunas de AstraZeneca.

La relación entre ambos países se ha estrechado en los últimos meses, por un lado por los acuerdo establecidos con la Universidad de Oxford y AstraZeneca para la distribución de la vacuna y en temas diplomáticos en los que México ha intercedido en favor de Argentina.

En la conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que Fernández le pidió intervenir con los fondos financieros, principalmente ante BlackRock que dirige Larry Fink. 

Quería que ayudara para llegar a un acuerdo, porque dejaron a Argentina muy endeudada los anteriores gobiernos y también con culpa de organismos financieros internacionales que se meten a la cuestión política. Aunque en apariencia ellos no participan, siempre están queriendo meter su cuchara, comentó.

Así, tanto México como el papa Francisco intercedieron en la negociación que posteriormente derivó en la reestructuración de la deuda de Argentina.

Más allá de la política, existe un propósito de cooperación entre nuestros pueblos, entre nuestros gobiernos y estamos muy satisfechos

dijo el presidente mexicano.