9 de diciembre 2019 | 11:42 am

Paul Volcker, expresidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) que se distinguió por controlar la inflación en la década de 1980 e inspirar reformas a Wall Street, falleció este domingo a los 92 años.

Volcker, quien también ocupó un rol como asesor financiero de Barack Obama, sufría de cáncer de próstata, informó este lunes su hija Janice Zima.

Fue el primero en llevar el estatus de celebridad al rol de jefe del banco central estadounidense, que presidió entre 1979 y 1987, durante las presidencias de Jimmy Carter y Ronald Reagan.

Después de dejar la Fed en 1987, Volcker se convirtió en director ejecutivo del banco de inversión Wolfensohn & Company.

Al igual que su sucesor, Alan Greenspan, Volcker podía calmar o alentar a los mercados financieros con solo un vago murmullo.

En 2018, Volcker publicó las memorias “Keeping at It: The Quest for Sound Money and Good Government” y expresó preocupaciones sobre la dirección del gobierno federal y la pérdida de respeto por la administración.

“El problema central es que nos estamos convirtiendo en una plutocracia”, le dijo al New York Times en octubre de 2018.

Tenemos una enorme cantidad de personas enormemente ricas que se ha convencido de que son ricas porque son inteligentes y constructivas. Y no les gusta el gobierno y no les gusta pagar impuestos,

indicó Volcker en aquella ocasión.

 Larga trayectoria económica

Volcker puso frenos a la economía como ningún otro jefe de la Fed, también enfrentó críticas de legisladores en la década de 1980, sin embargo, pudo enfrentar esas reticencias ya que, en última instancia, la inflación se había disparado más que en cualquier otro punto desde la década de 1940.

Cuando llegó a la Fed, en agosto 1979, la inflación en EU era de 11.8% anual y a su salida en agosto de 1987 la tasa era de 4.3%, según los datos del Departamento del Trabajo.

Sin esa rudeza y esas agallas, quizás nunca hubiéramos salido del ciclo de inflación elevada y baja productividad que plagó a Estados Unidos en la década de 1970,

escribió Arthur Levitt, expresidente de la Comisión de Valores y Seguros (SEC).

El texto de Levitt se encuentra en el prólogo de la biografía escrita por Joseph Treaster en 2004, titulada “Paul Volcker: el ascenso de una leyenda financiera”.

Muchos han dado crédito a ese esfuerzo por establecer el escenario para un crecimiento económico constante y un mercado alcista de mucho tiempo que desde inicios de la década de 1990 llevó prosperidad a millones de estadounidenses.

No obstante, los críticos aseguran que también llevó a EU a una severa e innecesaria recesión en 1981-1982.

En 2009, Volcker comenzó a trabajar como un asesor clave de Barack Obama y enfrentó una tormenta de tensiones financieras, rescates gubernamentales y las consecuencias de la recesión más profunda desde la Gran Depresión de la década de 1930. 

Con el objetivo de ayudar a la economía estadounidense a recuperarse de la crisis de 2008, propuso lo que se conoció como la regla Volcker, que restringía a los bancos de realizar inversiones de alto riesgo con el dinero de los depositantes. La norma ha estado bajo revisión desde que Donald Trump asumió la presidencia en 2017.

Con información de Reuters y AFP