fbpx

9 de diciembre 2019 | 1:41 pm

Lo que probablemente era una cena para celebrar su triunfo en un juicio de difamación se convirtió en un momento embarazoso más para Elon Musk y la Cybertruck de Tesla.

Dos semanas después de la desastrosa presentación del nuevo vehículo de Tesla, cuyos vidrios ‘a prueba de impactos’ se estrellaron cuando fueron golpeados con una bola de acero, Musk lo utilizó para ir a cenar al afamado restaurante Nobu, en Malibu, California.

La Cybertruck quedó estacionada al frente del establecimiento y robó las miradas de los transeúntes, pero fue al final de la velada cuando realmente dejó su marca.

Para salir del estacionamiento, el CEO de Tesla dio una vuelta a la izquierda y tiró un anuncio -presuntamente del mismo restaurante- que señalaba que solo eran permitidas las vueltas a la derecha. El video del incidente fue publicado por TMZ.

El precio de entrada de la Cybertruck es de 39,900 dólares, aunque también habrá otras versiones disponibles de 49,900 y 69,900 dólares. El modelo más costoso ofrecerá un rango de desplazamiento de 800 kilómetros, por arriba de los 600 kilómetros del Model S.

El modelo presentado -y el que Musk sacó a las calles de California- no cuenta con elementos de seguridad básicos, como espejos laterales o limpiaparabrisas, destacó Gizmodo, además de que el inusual diseño del vehículo puede provocar algunos extraños puntos ciegos.

Ante la pregunta sobre si es legal conducir un vehículo prototipo por vialidades públicas, el sitio especializado The Drive señaló que en California es permitido siempre que se usen las placas del fabricante y esté circulando como parte de un proceso de pruebas.

La Cybertruck también fue captada circulando por la autopista 405 durante la noche del sábado.

Comparte