17 de septiembre 2021 | 3:58 pm

Un influyente panel asesor de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos rechazó la aplicación de una tercera dosis de refuerzo de la vacuna COVID-19 de Pfizer y BioNTech al público en general, diciendo que necesitaban más datos.

El panel, sin embargo, aún podría dar luz verde a las inyecciones para adultos mayores, de acuerdo con CNBC.

Es probable que sea benéfico, en mi opinión, para las personas mayores y, eventualmente, puede estar indicado para la población en general. Simplemente no creo que estemos allí todavía en términos de datos

 dijo el Dr. Ofer Levy. 

Tras la votación, las acciones de las farmacéuticas descendieron. Las acciones de Pfizer cerraron la jornada con una caída de 1.30%, mientras las de BioNTech retrocedieron 3.61%.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) programaron una reunión de dos días la próxima semana para discutir los planes para distribuir las terceras inyecciones en Estados Unidos.

Se esperaba que la votación del comité fuera controvertida, ya que algunos científicos, incluidos  dos altos funcionarios de la FDA que participaron en la reunión del viernes, han dicho que no están del todo convencidos de que todos los estadounidenses que han recibido la vacuna Pfizer necesitan dosis adicionales en este momento.

Antes de la votación, algunos miembros del comité dijeron que les preocupaba que no hubiera suficientes datos para hacer una recomendación, mientras que otros argumentaron que las terceras tomas deberían limitarse a ciertos grupos, como las personas mayores de 60 años que se sabe que tienen un mayor riesgo de enfermedad severa. 

Algunos miembros expresaron su preocupación por el riesgo de miocarditis en personas más jóvenes y dijeron que se necesita más investigación.

En documentos hechos públicos por la FDA el miércoles, Pfizer dijo que un estudio observacional en Israel mostró que una tercera dosis de la vacuna COVID seis meses después de que una segunda inyección restaurara la protección contra la infección al 95%. 

Los datos se recopilaron desde el 1 de julio hasta el 30 de agosto, cuando la variante delta de rápida propagación estaba aumentando en todo el país.

La FDA estudió los efectos secundarios en 2,682 receptores de la segunda dosis de COVID-19 de Pfizer, con edades comprendidas entre los 16 y los 55 años, y notificó fatiga en el 61.5% de los pacientes, dolores de cabeza en el 54% y dolores musculares en el 39.3%. Un evento adverso, inflamación de los ganglios linfáticos, ocurrió en el 5.2% de los que recibieron refuerzo, pero solo en el 0.4% de los que recibieron sus dos primeras dosis.

“La mayoría fueron de leves a moderados y se resolvieron”, agregó Lee sobre los casos de linfadenopatía”.