Donald Trump muro fronterizo

16 de noviembre 2018 | 10:52 am

Trump cada vez encuentra más piedras en el camino para construir el muro fronterizo.

Después de la derrota que los republicanos sufrieron en las elecciones intermedias ante los demócratas en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, las posibilidades que esta bancada tiene para frenar los planes de gobierno de Trump son mayores.

Esto lo saben los republicanos en el Senado, quienes ya se reunieron con el mandatario para plantearle una propuesta que evitaría el cierre parcial de gobierno, conocido como ‘shutdown‘, el 7 de diciembre.

Sin embargo, este plan conlleva que no se apruebe el monto de 5,000 millones de dólares que solicitó para la construcción del muro entre México y Estados Unidos, de acuerdo a una fuente cercana a las discusiones citada por The Washington Post.

“Tratar de no cerrar el gobierno, tratar de evitarlo, intentar mover las asignaciones”, es el mensaje que el presidente de Apropiaciones del Senado, Richard Shelby dio a Trump.

Un cierre del gobierno se produce cuando el Congreso no aprueba las asignaciones del presupuesto, lo que provoca un cierre de las actividades y las dependencias involucradas. Aunque en esta ocasión gran parte del gobierno ya tiene sus presupuestos aprobados, un cierre parcial implicaría que miles de trabajadores federales se queden sin pago.

Trump no se comprometió a evitar el cierre parcial del gobierno, dijo Shelby tras la reunión, aunque tampoco reveló cuáles serían sus planes de acción.

Apenas en septiembre pasado, el mandatario amenazó con permitir un ‘shutdown’ el 1 de octubre si no le autorizaban los recursos para el muro, algo que finalmente no ocurrió sólo porque sus asesores le advirtieron que el cierre afectaría a los republicanos durante las elecciones intermedias.

Mientras tanto, la caravana avanza

Tras un extenuante viaje desde Honduras, la caravana migrante de más de 1,700 centroamericanos llegó ayer a Tijuana, donde acampan junto a la frontera con Estados Unidos en desafío a los miles de soldados desplegados por el presidente Trump.

Para la noche se estimaba el arribo de al menos 2,000 migrantes en Tijuana de los más de 6,000 que integran la caravana, informó el ayuntamiento a AFP.

Primero a cuentagotas y luego en grandes grupos, los migrantes -principalmente hondureños pero también de otros países latinoamericanos- fueron llegando a Tijuana desde el fin de semana pasado. Y en la madrugada de este jueves, arribaron de golpe más de 800 que viajaron en autobuses desde Sonora.

Posibilidades de entrada son ‘nulas’: Segob

El objetivo de los migrantes que partieron el 13 de octubre desde San Pedro Sula, Honduras, es que el gobierno estadounidense les otorgue asilo o el estatus de refugiados debido a la extrema violencia y pobreza que viven en sus países.

Para lograrlo deben cruzar la frontera por un acceso oficial, de acuerdo con un decreto firmado la semana pasada por Trump.

Pero el Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, dijo que las posibilidades para la caravana migrante de ingresar a Estados Unidos son “prácticamente nulas” y aseguró que el gobierno mexicano buscará evitar que traten de ingresar a la fuerza a ese país, como hicieron en la frontera sur de México.

“Hay un enorme riesgo de tener un incidente en la línea fronteriza, cuando además hemos escuchado el discurso abiertamente hostil (del gobierno estadounidense)”, explicó Prida.