18 de agosto 2020 | 10:43 am

Michelle Obama, exprimera dama de Estados Unidos, abrió el lunes la Convención Demócrata con una apasionada acusación contra Donald Trump, afirmando que “es el presidente equivocado” para el país y llamando a votar Joe Biden el 3 de noviembre.

“Siempre que buscamos en esta Casa Blanca algún liderazgo, consuelo o alguna apariencia de estabilidad, lo que obtenemos en cambio es caos, división y una falta total y absoluta de empatía”, dijo la esposa del expresidente Barack Obama, en una crítica sin precedentes a un mandatario en funciones.

Trump es el presidente equivocado para nuestro país

dijo Michelle Obama en la primera convención virtual

Michelle Obama cerró la primera jornada de un cónclave en formato virtual instalado hasta el 20 de agosto en Milwaukee, Wisconsin, un estado clave que Trump ganó sorpresivamente en 2016 con poca ventaja.

En un Estados Unidos, que registra más de 170,000 muertos por el coronavirus, golpeado por una histórica recesión económica y una oleada de ira contra el racismo, Trump tuvo el “tiempo más que suficiente para demostrar que puede hacer el trabajo, pero claramente lo supera”, dijo.

La abogada de Chicago, que ha inspirado a muchos con su autobiografía best seller “Mi historia”, hizo una encendida defensa de la urgencia de votar y “a hacer cola toda la noche si es necesario”. La palabra “Voten” podía leerse en la cadena dorada que llevaba al cuello.

“Joe no es perfecto, pero sabe lo que se necesita para rescatar una economía, hacer frente a una pandemia y liderar nuestro país. Y escucha. Dirá la verdad y confiará en la ciencia”, aseguró.

Michelle Obama puso toda su popularidad para buscar derrotar a Trump, que confirmó que aceptará formalmente la nominación del Partido Republicano la próxima semana, “en vivo, desde la Casa Blanca”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, respondió con fuerza este martes a los ataques de Obama.

Aseguró que la administración de Barack Obama fue corrupta, además de señalar su desempeño durante la epidemia de H1N1 en 2009.

Antes de Michelle Obama en la Convención Demócrata

El senador Bernie Sanders, máximo exponente de la izquierda estadounidense y excompetidor de Biden en las internas, advirtió que Trump lleva a Estados Unidos, al “autoritarismo”.

“El futuro de nuestra democracia está en juego”, subrayó.

En las dos horas de montaje trasmitido por internet, demócratas de a pie y famosos, entre ellos muchos de los rivales de Biden en las primarias, clamaron por un cambio de rumbo.

“Cada cuatro años nos reunimos para reafirmar nuestra democracia”, dijo la actriz Eva Longoria, moderadora de la cita. “Este año hemos venido a salvarla”.

Uno de los momentos más emotivos fue cuando el hermano de George Floyd, el afroestadounidense que murió asfixiado por un policía blanco en Minneapolis a finales de mayo, pidió un minuto de silencio en su honor.

Y también cuando una joven, Kristin Urquiza, contó que su padre, que murió a los 65 años de covid-19, tenía sólo una “patología preexistente”: “confiar en Donald Trump. Y lo pagó con su vida”.

Pero no sólo demócratas llamaron a votar por Biden, como el exgobernador republicano de Ohio John Kasich.

Biden aventaja a Trump en las encuestas por 7.7 puntos según el promedio de RealClearPolitics. Pero la diferencia se ha estrechado y el demócrata espera que su elección de Kamala Harris, la primera mujer negra en la fórmula presidencial de un partido importante, revitalice su candidatura.