fbpx

20 de diciembre 2018 | 4:01 pm

La Secretaría de Relaciones Exteriores anunció este jueves que recibirá en territorio mexicano a los migrantes latinoamericanos que estén a la espera de una resolución por parte de las autoridades estadounidenses para obtener asilo, a menos que estos sean deportados.

El comunicado fue emitido por autoridades mexicanas después de que la administración federal de Estados Unidos emitiera la intención de regresar a nuestro país a toda persona que cruce su frontera sur, esto mientras se analiza cada solicitud.

“(México) garantizará que las personas extranjeras que hayan recibido su citatorio gocen plenamente de los derechos y libertades reconocidos en la Constitución”, declaró el encargado de negocios de la embajada mexicana en Washington, José Antonio Zabalgoitía, en rueda de prensa.

El diplomático especificó que esta medida ha sido adoptada por motivaciones humanitarias.

“La medida se refiere sólo a los solicitantes de asilo y refugio en los Estados Unidos”, advirtió Zabalgoitía, quien agregó que por lo mismo, no se aceptarán deportados.

José Antonio reflexionó sobre la importancia de no convertir a los migrantes en “una pelota de ping pong” y llamó a tomar medidas migratorias que prioricen los derechos humanos.

Una respuesta más del gobierno mexicano ocupó la atención mediática por ejercer contrapeso al recibimiento de la cancillería. El comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Tonatiuh Guillén, afirmó que en el corto plazo, México no tiene capacidad jurídica ni operativa para recibir a extranjeros o a mexicanos.

La respuesta mexicana surgió tras la declaración de la secretaria de Seguridad Nacional de EU, Kirstjen Nielsen, quien indicó este jueves que los migrantes “esperarán por la decisión de una corte migratoria en México. (La política de) ‘Detener y liberar’ será sustituida por la de ‘detener y devolver’ a las que deben comparecer para seguir sus casos de solicitud de asilo”.

Los migrantes que sean regresados a México por parte de su vecino del norte, podrán permanecer en territorio nacional siempre y cuando cumplan con la ley, además, podrán tener un trabajo remunerado y se garantizarán sus derechos.

Con información de AFP