21 de noviembre 2018 | 4:15 pm

Datos económicos débiles de la economía estadounidense publicados este miércoles, una fuerte venta de acciones y señales de una desaceleración del crecimiento mundial pondrán a la Reserva Federal en el centro de la atención.

La compra de viviendas continuó bajando este año. El lento gasto empresarial en equipos, aunado a un mercado inmobiliario deslucido, podría avivar los temores a que tasas de interés más altas perjudiquen la economía.

Los funcionarios del banco central de Estados Unidos han comenzado recientemente a hablar de vientos en contra para el crecimiento interno. Se espera que la Fed suba las tasas de interés en diciembre por cuarta vez este año.

“Parece que las empresas están cada vez más preocupadas por el crecimiento interno y el impacto negativo de los conflictos comerciales y las futuras relaciones comerciales, y pueden ser más reacias a aumentar su inversión”, dijo Jennifer Lee, economista de BMO Capital Markets en Toronto.

Debilidad inmobiliaria

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios dijo que las ventas de casas usadas subieron 1.4% a una tasa anual desestacionalizada de 5.22 millones de unidades del mes pasado.

Aunque el alza fue leve respecto al ritmo de 5.15 millones de unidades de septiembre, la cifra fue 5.1% menor que en octubre de 2017, la caída interanual más pronunciada en más de cuatro años.

El martes, otro informe reveló el segundo mes consecutivo de caída en la construcción de viviendas unifamiliares en octubre.

Compras se desaceleran

Los nuevos pedidos de bienes de capital fabricados en Estados Unidos se mantuvieron sin cambios en octubre -contrario a la baja esperada- y los envíos subieron levemente, lo que podría contener las expectativas de una aceleración del gasto de las empresas en equipamiento a inicios del cuarto trimestre.

El Departamento de Comercio dijo el miércoles que la lectura plana de los pedidos de bienes de capital fuera del sector de defensa y excluyendo aviones -un indicador seguido de cerca sobre planes de gastos de las empresas- sucedió a un declive de 0.5% en septiembre, según cifras revisadas a la baja. Previamente se había informado una caída del 0.1%.

El mes pasado, hubo descensos en las órdenes de metales primarios y maquinaria. Eso compensa los aumentos en los pedidos de productos metálicos fabricados, computadoras y productos electrónicos, así como equipos eléctricos, aparatos y componentes.

Economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que los pedidos de bienes de capital subyacentes aumentarían 0.2% el mes pasado. Esas solicitudes crecieron 6.4% en términos interanuales.

Los pedidos generales de bienes duraderos -desde tostadores hasta aviones fabricados- para durar tres años o más, cayeron 4.4% en octubre, el mayor declive en 15 meses y reflejo de una baja de 12.2% en la demanda por equipamiento de transporte.

Suben solicitudes de seguro por desempleo

La cantidad de estadounidenses que presentaron solicitudes de beneficios estatales por desempleo aumentó la semana pasada a un máximo de más de cuatro meses.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo subieron en 3,000, a una cifra desestacionalizada de 224,000, en la semana que terminó el 17 de noviembre según el Departamento de Trabajo.

“Es posible que la economía haya pasado su mejor momento de crecimiento y prosperidad hace unos meses, a fines del verano (…) se acerca el invierno al panorama económico, donde la inversión empresarial parece estar tocando su techo, y las empresas han dejado ir a algunos trabajadores”, dijo el economista jefe de MUFG, Chris Rupkey.

Con información de Reuters