3 de marzo 2022 | 9:59 am

Advertisement

Las autoridades de Alemania y Francia incautaron yates a oligarcas rusos como parte de las sanciones económicas tras la invasión de Rusia a Ucrania.

Dichas sanciones consisten en la congelación de bienes muebles e inmuebles para evitar que los magnates puedan sacar un rendimiento o beneficio económico.

El lunes, el gobierno alemán incautó en Hamburgo el yate Dilbar, propiedad del multimillonario ruso Alisher Usmanov, quien es aliado de Putin y fue sancionado por la Unión Europea tras la invasión al territorio ucraniano.

Usmanov tiene inversiones en minería como hierro y acero, así como en diferentes sectores como tecnologías, telecomunicaciones y posee activos inmobiliarios en Occidente. De acuerdo con Forbes, su fortuna está estimada en más de 14,000 millones de dólares.

El yate Dilbar es considerado uno de los más lujosos, complejos y más grande en sus dimensiones, está valuado en 600 millones de dólares, tiene una capacidad de 40 pasajeros y mide 512 pies.

De acuerdo con el diario El Mundo, el magnate ruso consideró que las medidas impuestas contra sus activos son injustas y afirmó que se defenderá de manera legal.

“Las razones esgrimidas para justificar las sanciones son un conjunto de acusaciones falsas y difamatorias que dañan mi honor, dignidad y reputación comercial. Utilizaré todos los medios legales para proteger mi honor y reputación”, declaró.

Además del yate de Usmanov, Alemania tiene inmovilizados otros dos yates de millonarios rusos también el astillero de Hamburgo, los cuales también serán incautados. 

Uno de los botes incautados es el Yate Luna, propiedad de Roman Abramovich, propietario del club de futbol Chelsea.

Puedes leer más: Multimillonarios de Rusia pierden más de 80,000 mdd tras invasión de Ucrania

Francia también retiene yates de magnates rusos

El gobierno de Francia también confirmó que incautaron en su territorio el yate Amore Vero, propiedad de otro multimillonario ruso.

“Como parte de la implementación de las sanciones de la Unión Europea contra Rusia y en apoyo a Ucrania, incautamos un primer yate. El Amore Vero está inmovilizado en Francia”, publicó en Twitter Olivier Dussopt ministro de Acción Pública y Cuentas francés.

También informó sobre la incautación de un carguero de propiedad rusa en el puerto de Lorient, Bretaña.

El gobierno de Emanuel Macron indicó que las investigaciones continúan abiertas para identificar los activos financieros, bienes y propiedades de 488 personalidades rusas sancionadas que pueden estar en Francia.

A su vez, el gobierno de España también solicitó información a sus puertos sobre las embarcaciones rusas atracadas y afirmó que evalúan el impacto de posibles sanciones en el ámbito del tráfico marítimo.

El yate Amore Vero es propiedad del magnate Igor Sechin, presidente de la empresa petrolera Rosnef.

Reportes oficiales indican que el yate llegó a la zona de La Ciotat, una villa portuaria francesa de Provenza, el 3 de enero y se esperaba que permaneciera allí hasta el 1 de abril.

En el momento de ser incautado por el gobierno francés, el buque estaba recibiendo acciones de mantenimiento para zarpar con urgencia, antes de completar los trabajos de restauración previstos en el astillero.

Puedes leer más: ¿Rusia puede confiar en las criptomonedas para esquivar las sanciones internacionales?

Advertisement