Joe Biden Kamala Harris

12 de agosto 2020 | 4:55 pm

Joe Biden, aspirante demócrata a ocupar la presidencia de Estados Unidos, apareció por primera vez este miércoles en Delaware, junto a quien eligió como su vicepresidenta, Kamala Harris, lo que marca un punto de inflexión en la campaña.

“No tengo duda de que he elegido a la persona correcta para acompañarme como la próxima vicepresidenta de Estados Unidos”, dijo el candidato presidencial demócrata en Delaware.

“Todo lo que nos importa, nuestra economía, nuestra salud, nuestros niños, el tipo de país en el que vivimos, todo está en la línea”, afirmó Harris.

El 11 de agosto, Biden -líder en las encuestas- terminó con la expectativa al anunciar a Harris, una senadora afroamericana que representa a California, como su segunda a bordo en la contienda contra el presidente Donald Trump, una decisión calificada como histórica.

Antes de Harris, dos mujeres fueron candidatas a la vicepresidencia, Geraldine Ferraro en 1984 y Sarah Palin en 2008, pero nunca antes hubo una aspirante de los partidos mayoritarios que fuera una persona de color, como Harris.

“Como hija de inmigrantes jamaiquinos e indios, Kamala Harris creció creyendo en la promesa de América porque la vio de primera mano”, dijo Biden en su cuenta personal de Twitter.

Con 55 años, Harris queda en una posición privilegiada para la campaña de 2025 ya que Biden, de 77 años, ha insinuado que si gana podría no aspirar a un segundo mandato.

Harris indicó en Twitter que este año “es el carácter del país” lo que se juega en las urnas.

Evento marcado por la pandemia

La aparición de este miércoles precede a la Convención Demócrata que comienza el próximo lunes, cuando Biden y Harris serán ‘ungidos’ formalmente como candidatos.

No obstante, este evento carecerá de la pompa de otros años, ya que será virtual mayoritariamente, debido a la pandemia que ha reducido a la campaña a una serie de pocas apariciones, sin los tradicionales mitines y casi sin desplazamientos.

Una semana después, el presidente Donald Trump recibirá la confirmación de su partido y con eso la campaña entra en la recta final con tres debates previstos antes el 3 de noviembre.

La elección de Harris, una cara conocida que es una apuesta segura, está orientada alentar el voto de las comunidades negras que pueden ser cruciales en varios estados claves para llegar a la Casa Blanca y que fueron cruciales en la campaña de Biden durante las primarias.

Su origen también puede apelar a muchos votantes, incluyendo a la comunidad latina.

“Estamos seguros de que Harris, como hija de inmigrantes y con una gran experiencia de servicio público, es la líder adecuada para luchar por la justicia social y económica”, destacó la organización latina CASA.

Para la Liga de Ciudadanos Latinos Estadounidenses (LULAC), Estados Unidos está siendo “testigo de la historia”.

Con las multitudinarias protestas contra el racismo tras la muerte de George Floyd, un estadounidense negro asesinado a manos de un policía blanco el 25 de mayo, creció la expectativa de que Biden nombraría a una mujer afroestadounidense para acompañarlo.

Sin embargo, en el tema de la brutalidad policial Harris ha sido criticada de no haber intervenido en muchos casos que involucran a agentes durante su carrera cuando fue fiscal general de California.

Trump en la contienda

Trump reaccionó al anunció de este martes y calificó a la senadora como “falsa” por sus enfrentamientos con Biden durante las primarias al referirse a su “pobre” desempeño en la contienda, misma que Harris abandonó en diciembre.

Hoy Trump afirmó que Harris “es el tipo de oponente con el que uno sueña”.

“Comenzó fuerte en las primarias demócratas y débil, casi huyendo de la contienda con cero apoyo”, de acuerdo al actual presidente en su cuenta de Twitter.

Harris también podría cubrir un flanco generación y de género que podría ser clave en los distritos de los suburbios que se han apartado de Trump, según las encuestas.

Durante décadas, Biden ha representado las posturas más moderadas del Partido Demócrata, mientras que Harris representa vetas más progresistas en temas como la cobertura sanitaria y la política sobre el cambio climático.

Para la congresista demócrata Lisa Blunt Rochester, tanto Biden como Harris son políticos pragmáticos y progresistas.