15 de junio 2022 | 9:18 am

La compañía de muebles sueca IKEA anunció que venderá sus cuatro fábricas en territorio ruso, donde además reducirá su plantilla y liquidará su inventario.

En un comunicado, el fabricante de muebles informó que cerrará sus oficinas y reduciría su plantilla de casi 15,000 empleados en Rusia, la última medida con el fin de reducir sus operaciones tras la invasión de Ucrania por parte de Moscú.

Desafortunadamente, las circunstancias no han mejorado y la invasión devastadora continúa. Las empresas y las cadenas de suministro en todo el mundo se han visto muy afectadas y no vemos que sea posible reanudar las operaciones en el corto plazo,

afirmó Ingka Group, propietario de todos los IKEA en Rusia.

La firma aseguró que no veía ninguna posibilidad de reanudar las ventas en el futuro previsible en Rusia.

Sin embargo, Ingka, también uno de los propietarios de centros comerciales más grandes del mundo, mantiene abiertos sus 14 centros comerciales en Rusia, con la marca “MEGA”.

Te puede interesar: Sin Big Mac: Rusia abre rebautizados restaurantes de McDonald’s

IKEA cerró en marzo de manera temporal

En marzo, IKEA cerró tiendas temporalmente y detuvo el abastecimiento en Rusia, pero ha seguido pagando a los empleados y lo hará hasta finales de agosto.

También, el propietario de la marca Inter IKEA afirmó que comenzaría a buscar nuevos propietarios en sus cuatro fábricas y reduciría el personal, pero no dio más detalles. 

“La importación y exportación de productos de IKEA en Rusia y Bielorrusia sigue suspendida”, dijo IKEA.

IKEA abrió su primera tienda en Rusia en 2000 y ahora tiene 17 tiendas y 14 centros comerciales bajo su negocio allí.

Para garantizar los procesos comerciales necesarios, estamos organizando la venta de artículos para el hogar que se encuentran en nuestros almacenes a empleados y clientes. Las fechas se anunciarán pronto,

comentó la empresa.

Lee más: Rusia prepara ley para tomar el control de las empresas occidentales que buscan irse

IKEA se une a McDonald´s y a Siemens

El minorista sueco de muebles es una de las más de 1,000 empresas occidentales que han reducido sus operaciones en Rusia desde que Moscú envió tropas a Ucrania el 24 de febrero.

Algunas empresas han vendido a compradores locales, como McDonald’s Corp, cuyos restaurantes reabrieron el domingo con nuevos dueños y marcas, mientras que otras cerraron sus tiendas.

Apenas hace unos días Microsoft también anunció que reducirá de manera sustancial sus operaciones en Rusia, después de que IBM decidiera abandonar el mercado totalmente, en línea con más de 1,000 empresas internacionales que suspendieron o terminaron sus actividades por las sanciones y la invasión en Ucrania.

Sigue leyendo: Rusia apuesta por marcas nacionales de ropa tras salida de H&M, Uniqlo y Adidas