Paro en Dos Bocas sindicatos

15 de junio 2022 | 9:51 am

Advertisement

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que la nueva refinería de Pemex, que será inaugurada en dos semanas, estará operando a toda su capacidad el próximo año, pese a que expertos del sector afirman que en el mejor de los casos la planta arrancaría en 2024.

AMLO y la secretaria de Energía, Rocío Nahle, garantizaron hace tres años que la refinería en Dos Bocas, en Tabasco y con 340,000 barriles por día (bpd) de capacidad, estaría produciendo combustibles tan pronto como el 2023, lo que causó mucho escepticismo.

Va a estar ya produciendo a toda su capacidad el año próximo. Va llevar tiempo, pero la parte constructiva acaba este año y va entrar a operar el equipo especializado de refinación, pero no son dos años, nosotros vamos a cumplir que el año próximo dejamos de comprar gasolinas

dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina al reiterar que para el 2023 México dejará de importar combustibles porque será autosuficiente en la producción de gasolinas y diesel.

A días de su esperada inauguración, el presidente reiteró que su entrada en operación tomará unos meses, pero que el próximo año estará a todo vapor.

El mandatario salió al paso de las aseveraciones de quienes aseguran que es imposible hacerlo para entonces y que quizás tome más años ponerla en marcha por la complejidad de la costosa obra.

Es una cosa monumental, enorme (…) hay que armonizar todo para obtener el combustible. Va a llevar tiempo

dijo sobre Dos Bocas, renombrada Olmeca, un obra que ya consumió su presupuesto inicial de 8,000 millones de dólares y que podría llegar a 14,000.

Leer más: Refinería Dos Bocas de Pemex se vuelve más costosa

AMLO va por más barriles de petróleo 

Por otra parte, el mandatario dijo que quiere que las seis refinerías locales de Pemex en operación pasen a procesar 1.2 millón de bpd, en un plazo que no precisó, desde los actuales 840,000 bpd, y llevar la capacidad conjunta, incluyendo la de Olmeca y la de Deer Park, en Texas, a unos 1.8 millón de bpd.

Eso, dijo, permitirá a México contar con 800,000 bpd de gasolinas y entre 500,000-600,000 bpd de diesel en 2023.

Apenas este sábado, el gobierno anunció la construcción de una planta de licuefacción de gas y una coquizadora en Oaxaca que requerirá una inversión de 120 mil millones de pesos.

Leer más: CDMX: actividad industrial se mantiene por debajo de niveles prepademia; refinería Dos Bocas da ‘empujón’ a Tabasco

El mandatario detalló que el objetivo de esta nueva planta es contribuir a la autosuficiencia de México en materia energética y obtener combustibles que contaminen menos.

Con información de Reuters