fbpx

28 de noviembre 2019 | 5:03 pm

Las tensiones entre China y Estados Unidos no solo son comerciales, ¿o no Hong Kong?

Este miércoles, el presidente Donald Trump ratificó una ley que apoya las protestas a favor de la democracia en la ciudad semiautónoma, lo que generó la molestia de China.

Pekín, que calificó la ley de “abominación absoluta” y amenazó con tomar represalias, convocó al embajador de Estados Unidos en China, Terry Branstad, por segunda vez en cuatro días.

El viceministro de Relaciones Exteriores chino, Le Yucheng, le hizo saber a Branstad la “firme oposición” de su país e instó a Estados Unidos a “corregir su error”, a “no aplicar” la ley para no “perjudicar más las relaciones y la cooperación sino-estadounidense”, informó el ministerio en un comunicado.

Como respuesta, un portavoz de la embajada estadounidense en Pekín declaró a la AFP que el Partido Comunista chino “debe mantener su promesa al pueblo de Hong Kong, que solo pide la libertad”.

La resolución de Estados Unidos, aprobada la semana pasada por el Congreso y promulgada este miércoles por Trump, “oculta intenciones siniestras”, denunció el ministerio de Relaciones Exteriores chino en un comunicado, en el que no especifica qué medidas podría tomar Pekín.

El régimen del país asiático acusa al texto de “apoyar descaradamente los actos cometidos contra ciudadanos inocentes que han sido golpeados, heridos y quemados (…) por delincuentes violentos”.

Un alto cargo del Ejecutivo de Hong Kong declaró que la resolución “está interfiriendo claramente en los asuntos internos de Hong Kong” y “transmite un mensaje equivocado a los manifestantes”.

La Oficina de Enlace de Pekín en Hong Kong condenó la “conducta repugnante” de Washington que podría desencadenar “disturbios y caos” en Hong Kong.

Esta ley amenaza con suspender el estatuto económico especial concedido por Washington a Hong Kong si no se respetan los derechos de los manifestantes. El estatuto permite que el territorio esté exento de las restricciones que se aplican a China continental.

Más peso para presionar a Hong Kong y a Pekín

La promulgación de Trump fue recibida satisfactoriamente tanto por senadores del Partido Republicano como por demócratas.

Los activistas prodemocracia de Hong Kong también lo elogiaron al estimar que favorecerá un consenso internacional a favor de su movimiento.

Sunny Cheung, un estudiante que habló ante el Congreso a favor de la ley, dijo a la agencia de noticias AFP que dará “más peso para presionar a Hong Kong y a Pekín” a favor de más democracia.

Trump se había mostrado receloso de firmar la ley, pero la resolución fue adoptada días atrás por una amplia mayoría en el Congreso y eso le dejaba poco margen de maniobra.

He firmado esa resolución por respeto por el presidente Xi (Jinping), China y el pueblo de Hong Kong,

explicó Trump en un comunicado.

Además, destacó que esperaba que “los líderes y representantes de China y Hong Kong sepan solucionar de forma amistosa sus diferencias”.

A nivel bilateral, el tema central será qué efecto puede tener la ratificación de la resolución sobre los esfuerzos para resolver la guerra comercial entre las dos principales economías mundiales.

“Estamos en la fase final de un acuerdo muy importante, creo que se podría decir que es uno de los acuerdos más importantes en materia de comercio”, había dicho Trump.

Otras aprobaciones

El Congreso de Estados Unidos también había aprobado una legislación que prohíbe la venta de gases lacrimógenos, balas de goma y otros equipos utilizados por las fuerzas de seguridad de Hong Kong para sofocar las protestas.

El movimiento de protesta comenzó en junio como rechazo a un proyecto de ley para permitir la extradición a China continental y con los meses se fue radicalizando degenerando en frecuentes y violentos enfrentamientos entre policías y manifestantes.

En los días previos a las elecciones locales celebradas el domingo pasado el movimiento de protesta se calmó. Estos comicios dieron una victoria abrumadora al bando prodemocracia frente a Pekín y a la jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam.

Pero los manifestantes prevén una movilización por la noche bajo el tema del día de Acción de Gracias, la gran fiesta familiar estadounidense que se celebra este jueves, “en honor a aquellos que apoyan el movimiento”.