fbpx
China, exportaciones

8 de agosto 2019 | 3:49 pm

Las exportaciones totales de China volvieron a crecer en julio, pese al conflicto comercial con Estados Unidos.

Sin embargo, las nuevas sanciones anunciadas por Washington podrían terminar castigando a la segunda economía mundial.

Las ventas totales de productos chinos en el extranjero aumentaron 3.3% en julio respecto al mismo mes de 2018, una mejora en comparación con la caída del 1.3% anual en junio. 

Las importaciones volvieron a disminuir, tras una caída del 7.3% el mes pasado.

Estos datos resultaron mejores de los que preveían analistas, quienes preveían un nuevo retroceso en las exportaciones, en torno al 1%, según el pronóstico de Bloomberg, y una caída aún más importante en las importaciones del 8.8%.

Sin embargo, las perspectivas de la balanza comercial del gigante asiático a mediano y largo plazo no resultan alentadoras.

Donald Trump anunció que a partir del 1 de septiembre aplicará un arancel suplementario del 10% sobre la casi totalidad de aquellos productos chinos que aún no se ven afectados por las medidas proteccionistas del presidente republicano.

El gobierno chino reaccionó el lunes dejando caer el valor del yuan, una medida que quizás le sirvió para favorecer las exportaciones, pero que llevó a que Estados Unidos lo acusara de manipulador de divisas.

Las exportaciones aún pueden verse amenazadas, pese al alivio que supuso la caída del yuan, por las nuevas tasas aduaneras estadounidenses y la inestabilidad de la demanda extranjera,

alertó Julian Evans-Pritchard, de Capital Economics. 

Superávit con EU se reduce 

Las exportaciones chinas podrían beneficiarse en agosto de un adelanto de las compras estadounidenses antes del probable aumento de precios con la introducción de los nuevos aranceles, como ya sucedió con las anteriores tasas aduaneras.

Pero este efecto podría tener un impacto menor esta vez, dado que la capacidad de almacenamiento de los puertos estadounidenses no es infinita.

El superávit comercial chino se mantuvo estable en julio, en 45,050 millones de dólares, ligeramente superior a los 44,230 millones del mes pasado.

Respecto a Estados Unidos, el superávit comercial chino se redujo en julio y se situó en 27,970 millones de dólares, mientras que en junio fue de 29,900 millones.

Las exportaciones chinas al mercado estadounidense se redujeron en julio 6.46% respecto al año pasado y las importaciones bajaron 19.09%, datos mejores que los de junio, cuando cayeron 7.75% y 31.44%, respectivamente.

En cambio, las exportaciones de la segunda economía mundial hacia la Unión Europea (UE) y el sudeste asiático aumentaron en julio 15% y 6.5%, respectivamente.

Estos datos confirman el impacto de las nuevas medidas proteccionistas anunciadas en mayo por Trump, que aumentó del 10% al 25% las tasas aduaneras sobre importaciones chinas valoradas en 200,000 millones de dólares. Hasta entonces los aranceles del 25% afectaban intercambios cuyo monto era de 50,000 millones de dólares.

Beijing estableció aranceles adicionales sobre importaciones estadounidenses valoradas en 110,000 millones de dólares.

El gigante asiático anunció otras medidas de presión, no necesariamente en forma de aranceles, tras la nueva batería de medidas proteccionistas de Washington y la escalada en la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Con información de Reuters