Donald Trump

6 de agosto 2019 | 2:47 pm

Washington y Caracas intensificaron su conflicto político tras el bloqueo de activos venezolanos en Estados Unidos.

El gobierno de Nicolás Maduro calificó la medida estadounidense como ‘terrorismo económico’, y además afirmó que la administración de Donald Trump busca la ruptura del diálogo con la oposición que encabeza Juan Guaidó.

“(El gobierno venezolano) denuncia ante la comunidad internacional una nueva y grave agresión de la administración Trump a través de acciones arbitrarias de terrorismo económico contra el pueblo de Venezuela”, señaló la cancillería en un comunicado.

La postura del gobierno venezolano se da un día después de que Trump bloqueara todos los activos de Venezuela en Estados Unidos, y de que la Casa Blanca dijera que usará “todas las herramientas apropiadas para propiciar el fin del gobierno de Maduro”.

“Este tipo de sanciones busca reducir la disponibilidad de divisas por parte de la República Bolivariana de Venezuela, pretende amedrentar a países aliados, a proveedores”, afirmó la vicepresidenta del país sudamericano, Delcy Rodríguez.

Las sanciones que impuestas afectan a Maduro y sus allegados, al canciller, a altos mandos militares y tocan sectores clave de la economía como el financiero, el petróleo y el oro.

En la orden ejecutiva enviada por Trump se indica que “todos los bienes e intereses en bienes del gobierno de Venezuela que se encuentran en EU están bloqueados y no pueden transferirse, pagarse, exportarse, retirarse ni negociarse de otra manera”.

El país sudamericano consideró que con esta nueva ofensiva para expulsar a Maduro del poder, Washington y sus aliados además “apuestan por el fracaso del diálogo político” que mantienen delegados de Maduro y del opositor Juan Guaidó con la mediación de Noruega, pues “le temen a sus resultados y beneficios”.

Venezuela, que ya enfrenta un embargo petrolero estadounidense desde abril, reiteró su “voluntad inquebrantable de alcanzar acuerdos nacionales en diferentes dimensiones”.

El país se suma a Corea del Norte, Irán, Siria y Cuba como naciones supeditadas a las restricciones de Washington.

Con información de AFP