6 de abril 2021 | 1:51 pm

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, confirmará que el objetivo de hacer que las vacunas del COVID-19 estén disponibles para todos desde los 16 años se adelantará casi dos semanas, dijo la Casa Blanca, al tiempo que afirmó que ya se han administrado 150 millones de dosis desde que asumió el cargo.

Biden ordenará a los estados que amplíen la distribución de vacunas a todos los adultos estadounidenses elegibles para el 19 de abril, dos semanas antes de la fecha límite del 1 de mayo anunciada previamente. Aún no ha sido autorizada ninguna vacuna para menores de 16 años, pero hay ensayos en marcha.

Biden “confirmará al público que todos serán elegibles a lo largo del país”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, a los medios. Eso significa que los estadounidenses ya no tendrán que revisar en sitios web locales y estatales para ver si califican, señaló.

El mandatario tiene previsto decir a sus compatriotas que “es el momento de ir”, dijo Psaki. “Las filas van a alargarse. Va a haber más gente esperando”, afirmó.

No obstante, el suministro de vacunas y la eficiencia en la administración de las dosis han mejorado de forma significativa en la carrera para lograr la inoculación de más gente en un momento en que circulan variantes más contagiosas de virus.

Biden tiene previsto visitar el martes un sitio de vacunación en el Seminario Teológico de Virginia en Alexandria, Virginia, antes de hacer el anuncio en la Casa Blanca en torno a las 15:45 hora local.

“Los gobernadores -demócratas y republicanos- están trabajando (con el equipo de respuesta contra el COVID-19 de la Casa Blanca) para acelerar el programa de vacunación”, dijo el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Ron Klain, en Twitter.

Cuando había un suministro menor de vacunas, los estados limitaron inicialmente la distribución a los grupos de mayor riesgo, como los ancianos y los trabajadores de la salud.

Cuando asumió el cargo en enero, Biden fijó un objetivo de administrar 100 millones en sus primeros 100 días de mandato, que se cumplen a fines de abril. Esa meta se ha duplicado desde entonces a 200 millones de inoculaciones.

El COVID-19 ha provocado la muerte de más de 555,000 personas en Estados Unidos pero se han administrado más de 167 millones de dosis en el país. Cuatro de cada diez personas han recibido al menos una dosis de vacuna, una tasa muy por encima de la mayoría de los países.

Las vacunas autorizadas de Moderna y Pfizer-BioNTech requieren dos dosis, mientras que la de Johnson & Johnson requiere una sola. La vacuna de Pfizer está autorizada a partir de los 16 años, mientras que las otras dos pueden ser administradas desde los 18 en adelante.