26 de octubre 2020 | 2:22 pm

Advertisement

Estados Unidos lamentó la decisión de la Unión Europea de evaluar aranceles a importaciones de aviones en respuesta a los subsidios de Boeing y la aprobación por parte de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El gobierno de Donald Trump añadió que favorece una “resolución negociada” sobre los beneficios del bloque europeo a la rival Airbus.

Al respecto, Estados Unidos prevé hacer un discurso en medio de una reunión del organismo sobre la resolución de disputas de la OMC, que otorgó el lunes su autorización formal para que la Unión Europea imponga aranceles a las importaciones de bienes estadounidenses por un valor de 4,000 millones de dólares.

“Estados Unidos favorece con firmeza una resolución negociada de su disputa con la Unión Europea por el lanzamiento de los enormes subsidios a Airbus. Estados Unidos recientemente entregó propuestas para un acuerdo razonable que garantiza un campo de operaciones nivelado”, dijo la delegación estadounidense.

La decisión original de la OMC, revelada el 13 de octubre, profundizó una disputa comercial que llevó a Washington a imponer aranceles a las importaciones desde la Unión Europea por las ayudas estatales que recibe Airbus.

El constructor aeronáutico europeo Airbus y su competidor estadounidense Boeing  (a través de ellos, Bruselas y Washington) se enfrentan desde octubre de 2004 ante la OMC, que ejerce de juez de paz del comercio internacional.

Pocos analistas esperan que la Europa actúe respecto de aranceles antes de las elecciones presidenciales que se celebrarán en Estados Unidos la semana próxima.

Sin embargo, Estados Unidos no sostiene disputas arancelarias sólo con Europa, sino también con China. Este lunes apeló ante la OMC su condena a los aranceles punitivos impuestos por Washington a China al principio de la guerra comercial entre ambas potencias.

Washington hizo el anuncio durante una reunión del Órgano de Solución de Diferencias (OSD) de la organización con sede en Ginebra.

El OSD denunció la ilegalidad de estos aranceles punitivos el 15 de septiembre. Este caso, llevado por China ante la OMC en 2018, se centra en una parte de las tasas aduaneras impuestas por la administración de Donald Trump a los bienes chinos, concretamente sobre 250.000 millones de dólares.

Estos aranceles punitivos marcaron el inicio de una guerra comercial entre los dos gigantes económicos y constituyeron uno de los sellos de la presidencia Trump.

 

Con información de Reuters y AFP

Advertisement