fbpx

4 de abril 2019 | 8:59 pm

China y Estados Unidos afirmaron este jueves haber avanzado en sus conversaciones para poner fin a la guerra comercial que sostienen.

El gobierno de Beijing presionó por una conclusión rápida, mientras que el presidente Donald Trump dijo que un acuerdo “monumental” está cerca y que podría ser anunciado en unas cuatro semanas.

El viceprimer ministro chino Liu He pidió una pronta conclusión de las negociaciones e informó que se necesitaba un liderazgo estratégico para garantizar relaciones sanas y estables entre Estados Unidos y China, de acuerdo con un reporte de la agencia oficial de noticias Xinhua.

El funcionario, quien participó en las conversaciones esta semana en Washington, dijo que las dos partes habían “alcanzado un nuevo consenso sobre temas tan importantes como el texto” de un acuerdo comercial, según la agencia.

En tanto Trump dijo que se habían zanjado algunos de los puntos más difíciles del acuerdo, pero que todavía había diferencias.

Hay muy buenas posibilidades de que suceda. Creo que eso será genial para ambos países ,

Trump al inicio de una reunión con Liu He este jueves.

Agregó que si se llega a un acuerdo sostendría una cumbre con el presidente Xi Jinping.

China y Estados Unidos buscan poner fin a una guerra comercial de varios meses que ha sacudido a los mercados globales. Washington quiere cambios radicales en las políticas económicas y comerciales de China, mientras que Beijing busca que Trump levante costosos aranceles a sus productos.

El comercio entre las potencias totalizó 660,000 millones de dólares el año pasado, según datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, que consisten en importaciones de bienes chinos por 540,000 millones de dólares y exportaciones al gigante asiático por 120,000 millones.

En comentarios durante su reunión con Trump, Liu citó “un gran progreso” en las conversaciones debido a la participación directa del mandatario, y agregó que a pesar de los problemas pendientes, “con suerte obtendremos un buen resultado”.

Más temprano, Trump había dicho que “si no es un gran acuerdo, no lo queremos. Pero va muy bien (…) Es un acuerdo muy complejo. Es un gran acuerdo”.

“Será un gran negocio para nuestros agricultores. Tecnología, robo de propiedad intelectual: todo está cubierto. No hay nada que no esté cubierto”, agregó.

Las esperanzas de que las conversaciones avancen en una dirección positiva han estimulado a los inversores.

Tras reunirse en Beijing la semana pasada, el representante de Comercio estadounidense, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, sostienen conversaciones con una delegación china en Washington esta semana. Los funcionarios no hablaron tras los encuentros de este jueves por la mañana.

Con información de Reuters