Donald Trump y Vladimir Putin (Getty Images)

29 de noviembre 2018 | 12:37 pm

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump canceló este jueves una reunión con su homólogo ruso, Vladimir Putin, prevista al margen de la cumbre del G20, por la tensión entre Moscú y Kiev tras la toma rusa de tres buques militares ucranianos.

“Basándome en el hecho de que los barcos y los marineros no han sido devueltos a Ucrania por Rusia, he decidido que sería mejor para todas las partes involucradas cancelar mi reunión previamente programada en Argentina con el presidente Vladimir Putin”, escribió Trump en Twitter.

Hasta ayer, Putin esperaba poder reunirse con Trump, mientras que el Kremlin indicó que el encuentro estaba siendo preparado.

El presidente de EU sí se reunirá con su homólogo chino. Aquí te decimos cuáles son las posturas de ambos.

Rusia capturó tres embarcaciones ucranianas y a sus tripulaciones el pasado domingo cerca de Crimea, región de Ucrania anexada por Rusia en 2014, al considerar que habían entrado ilegalmente en aguas rusas, algo que Ucrania niega.

El incidente ha elevado los temores en Occidente a un conflicto más amplio entre los dos países.

El presidente ucraniano Petro Poroshenko pidió a la OTAN una respuesta firme frente a lo que considera una agresión del país soviético.

Algunos aliados occidentales de Ucrania se han referido también a la posibilidad imponer nuevas sanciones a Rusia por el incidente, lo que podría tener un impacto dañino sobre la economía rusa.

Italia, Grecia, Bulgaria y Chipre han pedido durante mucho tiempo una postura más suave hacia Moscú, alegando que las sanciones económicas existentes por el papel de Rusia en la agitación política en Ucrania afecta también a las empresas de la UE.

Sin embargo Putin, en sus primeras declaraciones públicas sobre el incidente en el Mar Negro, afirmó que los barcos ucranianos eran claramente los culpables, minimizó el enfrentamiento como un asunto fronterizo menor y acusó a su par ucraniano de haber orquestado la crisis para impulsar sus decaídos índices de popularidad.