6 de mayo 2021 | 8:00 pm

A más de un año de que la Organización Mundial de la Salud declaró al COVID-19 como una pandemia y a casi cinco meses de que se aplicó la primera dosis de la vacuna contra la enfermedad, así va el proceso de vacunación en todo el mundo.

Estos son los 31 países del mundo con mayores índices de vacunación.

Latinoamérica

México fue el primer país en Latinoamérica en comenzar a inmunizar a su habitantes contra el COVID-19 en diciembre, y al 5 de mayo ha aplicado más de 19 millones de dosis, de acuerdo con datos oficiales, aunque los esquemas completos se ubican en 13.3 millones.

En Chile, las autoridades sanitarias lograron el hito de vacunar con una dosis al 50% de la población objetivo, de 15.2 millones de personas (el 80% de los 19 millones de habitantes del país).

Ya son 15.4 millones personas las que han recibieron al menos la primera dosis de las vacunas de Sinovac, Cansino, AstraZeneca o Pfizer/BioNTech.

Sin embargo, tanto Chile como Brasil y otros países de América Latina viven un repunte de contagios. La Organización Panamericana de la Salud (OPS), oficina de las Américas de OMS, advirtió que los hospitales de la región están “peligrosamente llenos”.

Carissa Etienne, directora de la OPS, indicó que la semana pasada un 40% de las muertes por COVID-19 en el mundo se produjeron en la región y que hay más países que nunca en Latinoamérica reportando un número superior a los 1,000 casos diarios.

Europa y Asia

India atraviesa uno de los momentos más agudos de la crisis por el COVID-19, cifras del ministerio de Sanidad indican 3,980 muertes y 412,262 casos diarios, con lo que el país acumula más de 230,000 muertes y más de 21 millones de contagios desde que inició la pandemia.

Sin embargo, algunos expertos consideran que las cifras están muy subestimadas y que lo peor está por venir, con un pico epidémico que alcanzarse dentro de varias semanas.

En tanto, Japón se enfrenta a una cuarta ola local del coronavirus, con unos 5,300 nuevos casos diarios en promedio semanal.

Ante el incremento de casos, el país prolongará el estado de emergencia por el coronavirus en Tokio y otras regiones e impondrá restricciones en más departamentos, cuando faltan menos de tres meses para los Juegos Olímpicos.

En Europa, en un contexto de leve mejora y de cara a las vacaciones de verano, las instituciones avanzan para intentar recuperar una cierta normalidad.

La Comisión Europea propuso a los Estados miembros de la Unión Europea (UE) que permitan el ingreso de personas procedentes de terceros países vacunadas contra el COVID-19 al menos 14 días antes de su llegada.

Francia y Grecia dieron un paso más en la flexibilización de las restricciones para contener contagios.

En el país galo, los estudiantes de secundaria regresaron a las aulas tras un mes de cierre y se levantaron las limitaciones de movilidad que impedían a los habitantes desplazarse a más de 10 kilómetros de su domicilio.

En Grecia, los cafés y restaurantes del país reabrieron tras seis meses de cierre, en una jornada de temperaturas veraniegas.

En Reino Unido, se llevó recientemente un concierto en Liverpool con 5,000 asistentes sin mascarilla ni distanciamiento social, como una prueba de las medidas de seguridad que el gobierno planea implementar a partir del 21 de junio, cuando gran parte de las restricciones serán levantadas.

En Alemania, en cambio, la famosa Fiesta de la Cerveza, prevista del 18 de septiembre al 3 de octubre en Múnich, se canceló por segundo año consecutivo, ya que, según las autoridades locales “las medidas (sanitarias) son prácticamente imposibles de aplicar” en el recinto donde se celebra.

Rusia, que se enfrenta a un repunte de la enfermedad, decretó festivo hasta el 10 de mayo para frenar los contagios.

Durante los primeros días de mayo, los esfuerzos de vacunación recibieron un importante impulso con la firma de un acuerdo entre Moderna y el programa Covax, para adquirir 500 millones de dosis. La iniciativa busca lograr una distribución más justa de los inmunizantes.

Pero, para el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, es necesaria una mayor participación de las naciones más ricas, reunidas en el G7, y “liderar los esfuerzos mundiales para acelerar la vacunación en el mundo”.

Por el momento, el dispositivo Covax ha entregado 49 millones de dosis en 121 países y territorios, frente a los 2,000 millones que tenía como objetivo en 2021.

Con información de AFP y Reuters