fbpx
zona euro

10 de julio 2019 | 9:49 am

La Comisión Europea redujo sus estimaciones para el crecimiento de la zona euro y la inflación y dijo que la incertidumbre sobre la política comercial de Estados Unidos planteaba un gran riesgo para el bloque.

La comisión confirmó su predicción de que el crecimiento económico en la zona euro se desacelerará este año a 1.2% desde 1.9% en 2018. También revisó a la baja su estimación para el crecimiento del próximo año, que ahora se estima en 1.4% en lugar del pronóstico de 1.5% en mayo.

En sus pronósticos económicos trimestrales, el brazo ejecutivo de la Unión Europea (UE) dijo que los precios crecerían menos de lo que se había predicho anteriormente, lo que empujará a la tasa de inflación más lejos del objetivo del Banco Central Europeo de casi 2%.

Los riesgos para el bloque han aumentado, dijo la comisión, y en su mayoría provienen de “la elevada incertidumbre” en torno a la política comercial de Estados Unidos, mientras Washington sigue amenazando con los aranceles punitivos en una amplia gama de productos de la UE.

El temor a una mayor tensión comercial “también podría desencadenar un cambio en el sentimiento de riesgo global en momentos en que las valoraciones parecen extenderse en muchas clases de activos”, dijo el comisionado de economía de la UE, Pierre Moscovici, en una conferencia de prensa.

“Esto podría llevar a un rápido endurecimiento de las condiciones financieras globales”, agregó Moscovici.

La perspectiva económica más débil contribuyó a una revisión a la baja de las expectativas de inflación, a 1.3% para este año.

El pronóstico de este año coincide con la proyección del Banco Central Europeo, pero para 2020 la estimación de la comisión es más baja que el pronóstico de tasa del 1.4% del Banco Central en sus últimas proyecciones, publicadas en junio. Eso podría dar al BCE una razón para seguir adelante con nuevos estímulos.

La comisión confirmó que la desaceleración económica en la zona euro se debió principalmente a un crecimiento más débil en Alemania, la mayor economía de la zona euro, e Italia, su tercera mayor.

El crecimiento alemán disminuirá a 0.5% este año, en línea con las predicciones anteriores, luego de alcanzar 1.4% en 2018. Se espera que el crecimiento regrese a 1.4% el próximo año, menos del 1.5% que la comisión pronosticó anteriormente.

Las previsiones para Italia se mantuvieron sin cambios, reiterando que su economía apenas se expandirá este año, la peor tasa de crecimiento en toda la UE. Se espera que el crecimiento del próximo año se acelere a 0.7%, pero siga siendo el más lento en el bloque.

La economía de Francia se expandirá 1.3% este año y 1.4% en 2020, estimó la Comisión, sin cambios en su pronóstico para este año pero bajando la estimación para el próximo, antes visto en 1.5%.

La comisión mantuvo sin cambios sus pronósticos para Gran Bretaña, cuya economía se prevé que crezca 1.3% este año y el próximo. Sin embargo, la proyección no tiene en cuenta las posibles interrupciones del comercio causadas por un Brexit sin acuerdo.

Con información de Reuters