fbpx

15 de noviembre 2018 | 9:10 am

El secretario de Estado para el Brexit y otros ministros británicos renunciaron este jueves a su cargo, un día después del anuncio de que se había logrado un acuerdo preliminar que, según la primera ministra, Theresa May,  los miembros del gobierno respaldaban.

A poco más de 12 horas del anuncio de May, el ministro para el Brexit, Dominic Raab, y la ministra de Trabajo y Pensiones, Esther McVey, renunciaron argumentando que no podían apoyar el pacto.

La libra cayó 1.7% frente al dólar tras las renuncias y a las 8:30 de la mañana (hora de la Ciudad de México) cotiza en 1.2803 dólares por libra, una baja de 1.45% respecto a ayer.

Estas salidas, junto a las renuncias de dos ministros de menor rango, dejan en situación precaria el dividido Gobierno de May, a cinco meses de que Reino Unido abandone la Unión Europea el 29 de marzo.

Raab es el segundo secretario del Brexit en renunciar por desacuerdos en los planes de May para abandonar la Unión Europea y se especula que podría posicionarse como candidato para sucederla.

“Ante todo, no puedo conciliar los términos del acuerdo propuesto con las promesas que hicimos al país en nuestro manifiesto en las últimas elecciones (…) se trata, en el fondo, de una cuestión de confianza pública “, dijo Raab.

Los líderes de la UE se reunirán el próximo 25 de noviembre con el fin de firmar el acuerdo de separación, pero en Londres la situación del Ejecutivo es dramática e incluso algunos diputados expresaron sus dudas sobre la supervivencia del Gobierno.

Un diputado del Partido Conservador de May dijo que otros miembros de la agrupación política están enviando cartas, o cada vez tienen más deseos de enviarlas, para poner en marcha un voto de censura sobre el liderazgo de la primera ministra.

La moción podría presentarse si 48 conservadores envían estas cartas. May entonces podría ser removida si 158 de sus parlamentarios votan en su contra.

Ante esto el Partido Laborista británico -mayor grupo de oposición- dijo que el actual Gobierno está desmoronado.

“Theresa May no tiene autoridad y es claramente incapaz de entregar un acuerdo para el Brexit que cuente con el apoyo de su gabinete, por no hablar del Parlamento y la gente de nuestro país”, dijo el miembro del partido laborista, John Trickett.

Defiende su acuerdo y rechaza segundo referéndum

Ante las dimisiones y las críticas que ponen en peligro su estrategia y cargo, Theresa May se comprometió  a luchar por su acuerdo para abandonar la Unión Europea.

May dijo que sentía las dimisiones y comprendía su molestia, pero que pensaba que el acuerdo es el correcto.

“Creo con cada fibra de mi ser que el camino que he fijado es el correcto para el país y toda nuestra gente”, comentó. “Voy a hacer mi trabajo para lograr el mejor acuerdo para Reino Unido y el interés nacional”, señaló.

Pero los partidarios de un segundo referéndum volvieron a sentirse optimistas después de que May dio a entender que el Brexit podría no llegar a buen puerto si el parlamento rechaza el controvertido proyecto de acuerdo, que se debería votar antes de las vacaciones de fin de año.

Llamando a los diputados a unirse “y respaldar el mejor acuerdo posible”, la jefa del gobierno reconoció: también “podemos elegir salir de la UE sin acuerdo” o “podemos elegir arriesgarnos a que no haya Brexit”.

May se opone firmemente a la celebración de una segunda consulta popular sobre el tema tras el referéndum de junio de 2016 en que un 52% de británicos votó a favor de abandonar la UE.