Pemex contaminación

2 de febrero 2022 | 10:00 am

Advertisement

Bill Gates invirtió en una startup que se dedica a la captura de dióxido de carbono directamente del ambiente, en una acción que cumple con su agenda medioambiental.

De acuerdo con información de Bloomberg, la compañía Verdox, con sede en Massachusetts, ha recaudado 80 millones de dólares (mdd) de inversionistas.

Verdox, que aún opera en calidad experimental, ha mostrado buenos avances y ha dotado de confianza a los inversionistas de la compañía, dijo el director ejecutivo de la empresa, Brian Baynes.

Agregó que la nueva financiación debería ser suficiente capital para cuatro o cinco años. Además, explicó que una parte se gastará en la construcción de tres prototipos en el 2022 que podrían capturar hasta 100 kilogramos de CO₂ por día, lo que equivale a unas 35 toneladas en un año.  

Un prototipo tiene como objetivo capturar directamente el CO₂ del aire, mientras que los otros lo atraparán en las fábricas.  

Por su parte, Baynes no quiso nombrar las empresas donde se construirán los prototipos, pero dijo que una era una empresa petrolera en EU y otra una empresa metalúrgica en Europa.

Te puede interesar: Así es como la arquitectura puede disminuir su impacto en el medio ambiente

Funcionamiento

El medio también informó que la captura de carbono funciona separando el CO₂ del aire o los gases de escape de las chimeneas de las fábricas.  

La mayoría de las tecnologías actuales utilizan disolventes líquidos que atraen el CO₂ como un imán atrae las limaduras de hierro.  Una vez que el líquido captura el gas, se calienta a una temperatura que permite que se libere el CO₂.  

Posteriormente, el dióxido de carbono se puede comprimir e inyectar bajo tierra para su almacenamiento permanente.  

Agregó que todos estos pasos requieren una gran cantidad de energía, lo que contribuye a encarecer la tecnología.  

Sin embargo, Verdox tiene un enfoque diferente que dice ser más eficiente y, por lo tanto, más barato.  

Otros proyectos 

El spin-off del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por su sigla en inglés) ha desarrollado un tipo especial de plástico que puede extraer CO₂ de forma selectiva de una mezcla de gases (en el aire o en el escape de alguna fábrica) cuando se carga con electricidad.  

Una vez atrapado, un cambio en el voltaje libera el CO₂.  Ante ello, la startup dijo que su material podría reducir la energía total utilizada en la captura directa de aire en 70% o más.  

La puesta en marcha tendrá que depender de electricidad baja en carbono para impulsar el proceso. Una versión anterior del material, desarrollada en el MIT, funcionó bien para capturar CO₂, pero también terminó capturando oxígeno.  

El aire está compuesto por 21% de oxígeno y solo 0.04% de CO₂.  Pero el año pasado, Verdox aterrizó en un material que, según Baynes, es 5,000 veces más atractivo para el CO₂ que el oxígeno.  

“Ese es el logro más importante de los últimos dos años”, dijo Baynes.  

Verdox ahora compite contra otras nuevas empresas de captura de carbono que comenzaron a desarrollar sus tecnologías hace más de una década.  

Dos de ellos, Carbon Engineering Ltd. de Canadá y Climeworks AG de Suiza, desde entonces han recaudado más de 100 millones de dólares cada uno, según Crunchbase, y han presentado planes para escalar la tecnología para capturar millones de toneladas anuales.  

Verdox ha gastado alrededor de 4 millones de dólares en investigación y desarrollo hasta el momento, que obtuvo de subvenciones gubernamentales e inversionistas más pequeños.  

Además de Breakthrough Energy Ventures, Prelude Ventures y Lowercarbon Capital participaron en la reciente ronda de financiación.

Te puede interesar: Bill Gates invertirá 1,500 mdd para medio ambiente si EU aprueba ley de infraestructura

Advertisement