13 de julio 2022 | 12:55 pm

Advertisement

El aumento de la inflación de Estados Unidos en junio es “inaceptablemente alto”, pero no refleja mejoras recientes, dijo el miércoles el presidente Joe Biden luego que el índice de precios al consumo registró un nuevo récord en 40 años.

Si bien el registro de la inflación general de hoy es inaceptablemente alta, también está desactualizado. Las cifras de hoy no reflejan el impacto total de casi 30 días de caídas de los precios de la gasolina,

dijo Biden en un comunicado.

La reciente caída de precios proporcionó “un respiro importante” para las familias estadounidenses, al tiempo que afirmó que otras materias primas como el trigo han caído considerablemente desde este informe.

Insistiendo en que abordar la inflación es su principal prioridad, Biden admitió que su administración necesitaba “avanzar más, más rápidamente, para controlar los aumentos de precios”.

La inflación anual de Estados Unidos continuó acelerando durante junio pasado, colocándose en 9.1%, el mayor nivel en más de 40 años.

El alza 59.9% del precio de las gasolinas, el incremento más alto desde marzo de 1980, fue uno de los principales factores que ocasionaron este nivel inflacionario.

De acuerdo con el Departamento del Trabajo de la Unión Americana, el Índice de Precios al Consumidor del país vecino del norte aumentó 9.1% anual en el sexto mes del 2022, el mayor ascenso desde noviembre de 1981, cuando se colocó en 9.6%.

Lee más: Inflación en eurozona no da tregua y llega a 8.6%; es la más elevada desde 1997

Invasión en Ucrania dispara precios de energéticos

La invasión militar en Ucrania ha hecho subir los precios mundiales de la energía y los alimentos, y el mes pasado los precios de la gasolina en Estados Unidos alcanzaron un récord de más de cinco dólares el galón.

Sin embargo, los precios de la energía han disminuido en las últimas semanas, lo que podría comenzar a aliviar parte de la presión sobre los consumidores.

Pero es probable que la Reserva Federal continúe con sus aumentos agresivos de las tasas de interés mientras trata de controlar el aumento de los precios al enfriar la demanda antes de que la inflación se arraigue.

La Fed implementó el mes pasado el mayor aumento de tasas en casi 30 años, y los economistas dicen que es probable otro aumento de 75 puntos base más adelante este mes.

Sigue leyendo: Inflación de EU retrasa la compra de autos y casas a millonarios millennials

Precios de alimentos comienzan a bajar

Impulsado por los precios récord de la gasolina, el índice de precios al consumidor subió 1.3 por ciento en junio.

Cuando los precios volátiles de los alimentos y la energía se eliminan del cálculo, el IPC “básico” aumentó 5.9% durante el año pasado, un ritmo aún rápido pero que se está desacelerando con respecto al ritmo de mayo, según los datos.

Los precios de los alimentos y la vivienda también aumentaron en junio, al igual que los precios de los automóviles, aunque la tasa se estabilizó o disminuyó respecto al mes pasado, según el informe.

Con información de Reuters

No te pierdas: México está casi por debajo de la inflación de EU y de Europa: AMLO

Advertisement