25 de mayo 2022 | 12:55 pm

El presidente Joe Biden pidió nuevas restricciones a la tenencia de armas de fuego después de que un hombre entró en una escuela en Texas y mató a 21 personas, y de que la producción de las mismas se triplicara. 

Biden pidió tomar medidas para encarar la violencia armada tras años de fracasos, y culpó agriamente a los fabricantes de armas y sus partidarios por impedir la aprobación de leyes en el Congreso.

“¿Cuándo en nombre de Dios resistiremos a los cabilderos de la industria de las armas? ¿Por qué estamos dispuestos a vivir con esta violencia? ¿Por qué seguimos permitiendo que esto ocurra?”, expresó Biden, visiblemente emocionado, angustiado y enojado.

Pidió a toda la nación rezar por las familias de las víctimas, pero también actuar para que esto no vuelva a ocurrir.

Apenas una semana antes, Joe Biden viajó a Buffalo, en el estado de Nueva York, para reunirse con familiares de otra matanza allí, donde un hombre racista mató a 10 personas afroamericanas en un supermercado.

Te puede interesar: Juez programa fecha de audiencia sobre demanda de México a fabricantes de armas en EU

¿Qué pasó en Uvalde, Texas?

Los 19 niños y dos profesores que murieron en una escuela primaria del sur de Texas se encontraban en una única aula de cuarto grado donde el pistolero se atrincheró, informaron las autoridades. 

Para evacuar a los menores que se encontraban en el salón, la policía rodeó la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, rompiendo las ventanas, al entrar mataron al pistolero, identificado como Salvador Ramos, de 18 años

Ramos comenzó su ataque disparando a su abuela en su casa. A continuación, se dirigió a la escuela cercana, donde estrelló su coche y entró en el edificio con equipo táctico y un rifle, según las autoridades. 

Lee más: Mexicanos demandan a Walmart por tiroteo de agosto en El Paso

EU tiene  43 millones de armas

En Estados Unidos, donde el derecho a poseer un arma está garantizado por la Constitución, la cantidad de pistolas, revólveres y rifles se ha disparado en los últimos años. 

Más de 23 millones de armas se vendieron en 2020, un récord, y casi 20 millones en 2021, de acuerdo con datos compilados por el sitio Small Arms Analytics

A esto se suma un número creciente de armas “fantasma”, vendidas por partes sin números de serie, particularmente populares en los círculos criminales. 

En junio de 2021, el 30% de los adultos estadounidenses dijeron que poseían al menos un arma, indicó una encuesta del Centro de Investigación Pew.

Sigue leyendo: Tiroteo en metro de NY: Investigan si hay mexicanos entre los heridos

Urgen otra vez al control de armas

El ataque a la Escuela Primaria Robb es el último de una serie de tiroteos masivos que han sacudido al país. Este nuevo tiroteo pone el foco en un tema que vuelve cada vez que ocurre un tiroteo masivo en Estados Unidos: la responsabilidad de la Asociación Nacional del Rifle (NRA) y el control de armas.

Ante esta situación, la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, aprobó el año pasado dos proyectos de ley que amplían los controles de antecedentes para la compra de armas de fuego, pero la legislación no ha avanzado en el Senado, donde se necesitan al menos 10 votos republicanos.

Tras el tiroteo de Uvalde, al menos dos republicanos electos de Texas pidieron que se refuerce la seguridad en las escuelas y se arme a los profesores, un enfoque al que se oponen los defensores del control de armas.

Además, el tiroteo tuvo lugar días antes de que la NRA, el principal grupo de presión de la industria de las armas, celebre su reunión anual en Houston.

Los últimos 50 años, la NRA ha presionado para evitar cualquier medida de control de armas bajo el argumento de que estas hacen que Estados Unidos sea un país más seguro y de que es un derecho respaldado por la Constitución.

Con información de AP, AFP y Reuters.