Confianza del consumidor

14 de agosto 2020 | 1:09 pm

Las ventas minoristas en Estados Unidos subieron menos de lo esperado en julio, debido a los efectos de la pandemia de COVID-19, que redujo el gasto del consumidor.

El indicador mostró un crecimiento de 1.2% el mes pasado después de un aumento de 8.4% en junio, de acuerdo con datos del Departamento de Comercio. Analistas esperaban un crecimiento de 2.3%.

El leve aumento de julio se vio impactado por la caída de 1.3% en las ventas de automóviles. En contraste, las compras en las tiendas de aparatos electrónicos y electrodomésticos se dispararon 22.9%.

Pese al crecimiento moderado, las ventas se recuperaron de las pérdidas sufridas cuando se cerraron las empresas para frenar la propagación de la pandemia.

La tercera ganancia mensual consecutiva llevó a las ventas minoristas a su mayor nivel desde que el gobierno comenzó a rastrear la serie en 1992.

El incremento de los últimos tres meses se debe a un monto adicional de los beneficios por desempleo semanales de 600 dólares que entrega el gobierno, que ascendió a casi 75,000 millones de dólares en julio.

Las ayudas finalizaron el 31 de julio, por lo que analistas esperan ahora una caída en las ventas durante agosto.

“Parece que los cielos se oscurecen de nuevo a medida que los cierres por la segunda ola (de coronavirus) contienen la actividad económica y el gobierno federal deja de enviar cheques semanales de 600 dólares a los desempleados”, dijo Chris Rupkey, economista de MUFG en Nueva York.

En las últimas semanas, los demócratas y la Casa Blanca no han progresado en las negociaciones para aprobar un nuevo paquete de estímulos para impulsar la economía estadounidense.

En respuesta, el presidente Donald Trump firmó el fin de semana pasado una serie de decretos, incluido uno que extendió el suplemento de beneficio por desempleo, aunque redujo el pago semanal a 400 dólares.

El crecimiento del empleo se desaceleró en julio y alrededor de 28.3 millones de personas se encuentran con beneficios por desocupación. La semana pasada, las solicitudes iniciales de subsidio por desempleo se ubicaron en 963,000, según cifras del Departamento del Trabajo.

Con información de Reuters y AFP