T-MEC en México (Getty Images)

22 de enero 2020 | 2:43 pm

La reciente aprobación del T-MEC en México y Estados Unidos no significa que los problemas económicos del país se resuelvan, dijo este miércoles el coordinador del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Moisés Kalach.

“Creemos que nuestro país debe hacer un mejor trabajo para atraer las inversiones porque el T-MEC por sí mismo no va a resolver todos los problemas económicos de nuestro país”, subrayó  Kalach.

La misión de México será generar confianza a los inversionistas, dijo, especialmente luego de que el país dejó de ser atractivo para invertir en este año.

Por ello, el CCE recomienda la creación de un grupo interdisciplinario para fomentar la inversión en México.

No obstante, Kalach reconoció que el T-MEC es un logro importante para el país y genera confianza pese a la situación económica a nivel mundial derivado de las tensiones entre China y Estados Unidos, y la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

“Sí quita un pedazo de la incertidumbre; los inversionistas estaban esperando un resultado positivo sobre esto; las regla son claras, el T-MEC está publicado en los 3 países (…); el sector que quiera puede revisar las reglas de cada uno”, agregó.

A la espera de que Canadá apruebe el T-MEC, la secretaría de Economía deberá darle seguimiento a la propuesta de nuevas leyes en materia de propiedad intelectual, penal -por cuestiones de piratería- y del capítulo en materia anticorrupción, indicó el coordinador del cuarto de junto, Eugenio Salinas.

“Es el primer tratado que tiene un capítulo amplio anticorrupción que habrá que formular, del nuevo uso de medios electrónicos, del nuevo mecanismo de autocertificación para comercio exterior que también hará que se modifiquen disposiciones en leyes aduaneras”, dijo Salinas.

Implementación de la reforma laboral, el pendiente 

El CCE también recomienda que se cree un grupo para darle seguimiento a la implementación de la reforma laboral en el que participe el gobierno y sector privado.

“Que haya un grupo especial para el seguimiento de la implementación de todo el ecosistema laboral en nuestro país, donde participe el gobierno mexicano, autoridades legislativas, sindicatos, trabajadores y sector privado”, dijo Kalach.